Uno de cada tres enfermeros en España podría quedar parado en menos de cinco años

Un enfermero ayuda a un médico a transportar a su paciente, en una imagen de archivo.
Un enfermero ayuda a un médico a transportar a su paciente, en una imagen de archivo.
GTRES

El año 2013 ha traído paro y más profesionales de la enfermería que se han visto obligados a emigrar a otros países. Una situación que podría empeorar hasta llegar a tener uno de cada tres enfermeros desempleados en menos de cinco años si no se adoptan medidas rápidas y contundentes en materia laboral y formativa, tal y como ha denunciado el Sindicato de Enfermería, SATSE.

La organización sindical ha hecho balance de la situación del colectivo de Enfermería, constatando que 2013 acabará con más de 21.000 profesionales que quieren trabajar y no pueden. El paro en este colectivo se ha incrementado en un 400% en los últimos años.

De igual manera, SATSE ha advertido que, en menos de cinco años, la cifra de desempleados puede llegar a 75.000, lo que supone un 30% del colectivo, si no se generan puestos de trabajo y sigue sin hacerse una correcta adecuación entre la oferta de plazas formativas para la titulación de Enfermería y la demanda del mercado laboral.

En la actualidad, la media de jóvenes enfermeros que salen de las universidades españolas es de más de 11.000 por año. Profesionales que en su práctica totalidad no encuentran en España salidas laborales, al no producirse apenas contrataciones, haber una tasa de reposición casi cero y unas tasas de sustitución muy bajas.

Por debajo de la media europea

SATSE espera que el desarrollo del acuerdo suscrito recientemente con el Ministerio de Sanidad empiece a cambiar a lo largo de 2014 la actual situación, se genere empleo y España empiece a acercarse a la media europea en cuanto a número de profesionales de enfermería por 1.000 habitantes.

En estos momentos,  España no sólo es el último país europeo, junto a Polonia, en número de enfermeras por 1.000 habitantes, sino que la tendencia, en lugar de mejorar, está empeorando, con un descenso de 5,5 profesionales por 1.000 habitantes a 5,3 entre 2011 y 2012, según refleja el último informe de la OCDE. La media europea supera los 9 profesionales por 1.000 habitantes.

Desde el convencimiento de que el acuerdo puede traer a la profesión más empleo y competencias, un mayor desarrollo y reconocimiento profesional y una mejor situación laboral, SATSE ha subrayado, no obstante, que éste no supone un "cheque en blanco" para nadie y actuará en consecuencia si ve que lo pactado no se va cumpliendo en un plazo razonable de tiempo.

De otro lado, el Sindicato de Enfermería ha denunciado que los sucesivos recortes han conllevado, también en 2013, peores condiciones laborales para el colectivo. Más carga de trabajo, pérdida de poder adquisitivo, peor conciliación de la vida laboral y profesional, menor reconocimiento, mayor desmotivación, etc.

Emigración "forzosa"

Asimismo, la organización sindical ha criticado el creciente número de profesionales que se ven obligados a emigrar en busca de trabajo a otros países que, a diferencia de lo que ocurre en nuestro país, saben aprovecharse de su buena formación y cualificación en beneficio de la salud de sus ciudadanos.

Como constatan diferentes estudios, entre ellos uno de la Organización Mundial de la Salud, dado a conocer en noviembre, los profesionales de enfermería deberían tener una mayor presencia y protagonismo en los servicios de salud, al demostrarse que son más eficientes que los médicos en algunas áreas y pueden ofrecer un mejor servicio al ciudadano.

Por último, SATSE ha recordado que, un año más, el Barómetro Sanitario ha vuelto  a dar un notable a la atención que reciben los ciudadanos por parte de las enfermeras. Una muy buena consideración que vuelve a situar a Enfermería como la profesión sanitaria mejor valorada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento