Parto
Imagen de un parto. AUBREY KILIAN/WIKIMEDIA COMMONS

La tasa de cesáreas continúa aumentando en España, a pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) insiste en que la reducción de los partos que exigen incisión quirúrgica en el abdomen es indicativa de un buen control del embarazo y una correcta asistencia al parto. Así, la tasa de cesáreas en los hospitales públicos españoles pasó de un 19,98% de media en el año 2001 al 21,88% en 2011, lo que supone un incremento del 9,5% en 10 años, según las últimas estadísticas —publicadas el 19 de diciembre por el Ministerio de Sanidad—.

Las ratios de cesáreas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es del 15%

En el conjunto de la Sanidad (sumando hospitales públicos y privados) la tasa de cesáreas en España ascendía en 2011 al 24,9% (La OMS recomienda el 15%). Esto supone que uno de cada cuatro niños en España nace por cesárea, una técnica que la evidencia científica demuestra que es "perjudicial a medio y largo plazo para la salud de la madre y del neonato", además de incrementar ostensiblemente los costes de la sanidad, según reconocen los ginecólogos y obstetras. Respecto a los países de nuestro entorno, España está en tasa de cesáreas por encima de Francia, Reino Unido, Finlandia o Bélgica, pero por debajo de Italia.

En su estudio, el Ministerio de Sanidad recopila los datos de esta intervención en todos los hospitales públicos de las Comunidades Autónomas entre 2001 y 2011. Extremadura es la región con un mayor porcentaje de cesáreas (27,49%), seguida de la Castilla y León (25,46%) y de la Comunidad Valenciana (24,51%).

Las ratios de cesáreas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es del 15%, tasa que en España solo cumple el País Vasco (12,64%). En diez años, hay sin embargo Comunidades Autónomas que sí han logrado mejorar sus registros respecto a 2001: La Rioja, Galicia, Cantabria y Asturias. En el polo contrario, las que peor evolución han sufrido en ese tiempo son Canarias, Extremadura y Castilla-La Mancha.

Sin embargo, sí se observa una progresión a la baja en la tasa de cesáreas desde el año 2008 en casi todas las Comunidades autónomas.

A madres más mayores, más cesáreas

Entre las variables analizadas para explicar la evolución de las cesáreas, el estudio del Ministerio asegura que el tamaño del hospital no explica por sí solo un mayor o menor uso de las cesáreas. La prematuridad asociada a la gestación tampoco se ha mostrado como una variable de influencia estadísticamente significativa para la comparación entre hospitales, aun cuando la tasa de cesáreas es claramente superior en este grupo. Sí resulta más evidente que cuanto mayor es la madre, más cesáreas se practican.

Según el Ministerio de Sanidad, las altas tasas españolas "pueden vincularse a estilos de práctica clínica" más que a "complicaciones de las pacientes". Todos los expertos coinciden en que la cesárea se recomienda cuando el parto vaginal puede ser arriesgado para el niño o la madre. Pero es una solución última de la que no debe abusarse.