El Reino Unido decide recurrir a la cadena perpetua para combatir la esclavitud

  • El Gobierno británico se comprometió este lunes a combatir la esclavitud con el refuerzo de las penas, incluida la cadena perpetua.
  • La ministra británica de Interior, Theresa May, dio a conocer un borrador de ley destinado a atajar un problema de proporciones alarmantes
  • Se estima que más de 2.000 personas pueden considerarse víctimas del tráfico en el Reino Unido.
Una viandante pasa por delante de la calle Lambeth, al sur de Londres (Reino Unido), donde tres mujeres pasaron 30 años secuestradas.
Una viandante pasa por delante de la calle Lambeth, al sur de Londres (Reino Unido), donde tres mujeres pasaron 30 años secuestradas.
EFE

El Gobierno británico se comprometió este lunes a combatir la esclavitud con el refuerzo de las penas, incluida la cadena perpetua, contra los responsables de este delito tras casos como el de tres mujeres retenidas durante 30 años.

La ministra británica de Interior, Theresa May, dio a conocer este lunes un borrador de ley destinado a atajar un problema que alcanza proporciones alarmantes pues se estima que más de 2.000 personas pueden ser víctimas del tráfico en el Reino Unido.

El caso que más conmocionó al país fue el de tres mujeres que fueron rescatadas en octubre de una casa en Londres tras permanecer en situación de esclavitud doméstica durante 30 años.

A esto se suman otros casos de personas rescatadas en granjas en Gales, donde vivían en terribles condiciones y eran explotadas.

Según informó May, el texto será sometido a una revisión de las comisiones parlamentarias —tanto de Comunes como de Lores— antes de que sea introducido para su lectura y votación en el Parlamento.

En concreto, el objetivo del Gobierno es incrementar las penas contra los que trafican con personas, desde los actuales 14 años de cárcel a la cadena perpetua, así como establecer la figura de un comisario encargado de asegurar que la ley se cumple.

La ministra de Interior ya había prometido el pasado agosto que tenía intención de introducir la legislación para combatir la esclavitud moderna a fin de ayudar a las víctimas.

Según la titular de Interior, el objetivo del proyecto es combatir un "crimen aborrecible" y enviar el mensaje de que el Reino Unido está "decidido a poner fin a la esclavitud moderna".

Como parte del plan, el Gobierno quiere reunir en una única legislación todos los delitos relacionados con el tráfico de personas, como la explotación sexual, ya que actualmente están tipificados en distintas leyes.

"La esclavitud moderna es un delito brutal que no conoce límites y no discrimina por género, edad, credo, cultura o raza", dijo May al dar a conocer el texto -de 40 folios, que el Gobierno confía en que pueda ser tramitado en el Parlamento por la vía rápida.

Según la ministra, los responsables del tráfico utilizan todos los medios a su alcance para forzar a sus víctimas a llevar una vida de "abuso, servidumbre y trato inhumano", algo que calificó de "inaceptable" en el Reino Unido de hoy.

"No podemos permitir que hombres, mujeres y niños no sean vistos", agregó May, quien reconoció que es difícil conocer el número exacto de las víctimas que hay en el Reino Unido.

Denunciar ante cualquier sospecha

En virtud de esta planeada legislación, la Policía, los agentes de inmigración y otros empleados del sector público tendrán la obligación de denunciar ante la Agencia Nacional contra el Crimen cualquier sospecha que vean de un posible tráfico de personas.

El Ministerio de Interior ha resaltado este lunes que incidentes como el derrumbe hace unos meses de una fábrica de ropa en Bangladesh, en el que más de 1.130 personas murieron, pone de manifiesto el alcance y las consecuencias de este tipo de esclavitud moderna.

En el último año, los medios británicos han mostrado imágenes de inmigrantes ilegales que viven en habitaciones sin las mínimas condiciones de higiene y seguridad y que son explotados a trabajar tras haber pagado miles de libras para ser llevados al Reino Unido con la promesa de empleo y una vida mejor.

La organización benéfica Hope for Justice, que trabaja con víctimas de esta explotación, apoyó este lunes el plan del Gobierno.

"Hemos aprendido por experiencia que el bienestar de las víctimas están muy vinculadas al proceso penal contra los responsables. Cuando las víctimas son apoyadas tras su rescate y van a los tribunales, sus testimonios ayudan a que se haga Justicia", dijo el fundador de esa organización, Ben Cooley.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento