La habitación de De Juana Chaos
La habitación de De Juana Chaos. (Marta García) Marta García

La habitación del hospital Doce de octubre donde el etarra Iñaki de Juana Chaos está hospitalizado tiene unos sistemas de seguridad "ridículos", "fáciles de quebrantar por un aprendiz", según han denunciado varias fuentes policiales a 20 minutos.

El etarra, que lleva 93 días en huelga de hambre , está en la habitación 110 del módulo de seguridad del este hospital madrileño, un reservado para presos enfermos que cuenta con seis habitaciones. Seis policías, dos de ellos del Grupo Especial de Operaciones (GEO), le custodian las 24 horas del día.

Su novia, Irati, tiene una cama en la habitación

Sin embargo, su vigilancia deja mucho que desear. Las cámaras que hay en las seis habitaciones, un sistema de circuito cerrado, han estado estropeadas varios meses y sólo se han arreglado cuando las fotos de De Juana aparecieron el lunes en el diario británico The Times.

Además, De Juana tiene unos privilegios que no tienen otros presos hospitalizados. Su novia, Irati, que tiene una cama en la habitación, puede dormir con él y entrar y salir siempre que quiera.

De hecho, los agentes tienen orden desde el 26 de noviembre de no cachearla, "sólo de pasarle la raqueta, un sensor de metales".

Las deficiencias de seguridad en su habitación, de 8 metros cuadrados, son muchas, según las fuentes.

No hay un arco detector de metales en la puerta, las rejas en la ventana son frágiles y facilitan el ahorcamiento

 

"No hay un arco detector de metales en la puerta, las rejas en la ventana son frágiles y facilitan el ahorcamiento y en el suelo hay tapajuntas metálicos susceptibles de utilizarse para autolesionarse. Además, aunque hay barrotes, se le permite tener la ventana abierta", explican esas fuentes.

Instituciones Penitenciarias afirma que continúa la investigación para esclarecer quién y cómo se hizo la entrevista para The Times.

Sin embargo, fuentes policiales aseguran que fueron sus abogados y su novia quienes hicieron las fotos el 1 de febrero con un teléfono móvil.

"De Juana se rapó la cabeza para parecer más demacrado y se ató a la cama", sñalaron.

De hecho, a De Juana sólo se le ata cuando se le alimenta, ya que se niega a comer. Cuando no está atado, "incluso se levanta y sale al pasillo a realizar las llamadas autorizadas".

Los sindicatos policiales CEP y SUP han pedido la dimisión de los responsables del Ministerio de Interior que permiten estas deficiencias de seguridad.

Por su parte, la Audiencia Nacional rechazó el jueves el recurso de súplica de De Juana y confirmó su prisión preventiva.

Amnistía Internacional no apoya al etarra

Amnistía Internacional anunció asimismo que no "apadrinará" al etarra, tal y como le habían pedido algunas personas, porque sólo "protegemos a los presos que no han recurrido a la violencia ni incitado al odio".

Por otro lado, el Movimiento Pro Amnistía exigió ayer la liberación del etarra Peio Álvarez Saleta, detenido el miércoles en Francia, ya que padece cáncer y debe ser operado en marzo.