Basuras que viajan a 70 km/h
Un trabajador de la Central de Recogida Neumática de Basuras saca el primer objeto arrojado al contenedor, ayer.
Con el sistema de recogida neumática para residuos orgánicos y envases inaugurado ayer en Valdespartera, la bolsa de basura se deposita en una especie de buzón y cae a un colector donde es arrastrada por una corriente de aire que la traslada en sólo un par de minutos hasta la central. Allí, el aire se filtra y vuelve a la superficie sin olor ni carbono. La basura se compacta y se lleva al vertedero.

El alcalde, Juan Alberto Belloch, y el teniente de alcalde de Urbanismo, Antonio Gaspar, realizaron la prueba con un par de balones que depositaron en un contenedor a 1,4 km de allí. Llegaron de inmediato a la central: uno muy sucio y otro pinchado, después de recorrer las tuberías a unos 70 km/h. Este proyecto ha supuesto un gasto de unos 1.500 euros/vivienda y supondrá un ahorro de unos 30 euros/tonelada.

Gaspar confirmó que están negociando instalar el sistema en Arcosur y que sería bueno ponerlo en barrios como Delicias, Las Fuentes, San José o Actur, que disponen de la estructura adecuada.