Unas 50.000 vascas más podrán beneficiarse del Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama de Osakidetza. A partir de ahora, las mujeres entre 64 y 69 años también recibirán la citación para hacerse cada dos años las pruebas en alguna de las nueve unidades de detección que existen en la comunidad. Hasta ahora, este programa estaba dirigido únicamente a las mujeres de  50 a 64 años, unas 200.000 en Euskadi.

Sin embargo, no se ha disminuido la franja de edad a 45 años, como pedía, por ejemplo, el PP. «Se ha demostrado que disminuir la edad no incide en el número de diagnósticos precoces; todo lo contrario que aumentándola», señaló ayer el consejero de Sanidad, Gabriel Inclán.

Desde que se iniciara este programa (1995), pensado para diagnosticar el cáncer lo antes posible y disminuir así la mortalidad, el número de casos en nuestra comunidad ha descendido un 20%, «a pesar de que esta reducción estaba prevista para 2010», remarcó Inclán.

En once años se ha explorado en el País Vasco a 704.669 mujeres y se han detectado 3.001 cánceres de mama. De éstos, el 45% fue de carácter invasivo menor y en el 77% de los casos se realizó un tratamiento que permitió conservar el pecho a las mujeres afectadas. En la actualidad, en Euskadi se detectan una media de 742 casos al año, unos 46 por cada 100.000 mujeres.

Nueva unidad en Indautxu

Ayer se inauguró la ampliación de la unidad de detección precoz del cáncer de mama del ambulatorio de la calle Doctor Areilza, con el objetivo de hacer frente al aumento  de la edad de cobertura a los 69 años. Esta nueva unidad, situada en la primera planta, atenderá al año a 9.000 mujeres más de la zona del Gran Bilbao. Las nuevas instalaciones, de 120 metros cuadrados, cuentan con dos mamógrafos y dos reveladores, lo que permitirá duplicar el trabajo que hasta ahora se realizaba en este centro.

«Hemos superado el objetivo de que el 80% de las mujeres pasen por este programa».

Gabriel inclán Consejero de Sanidad