"La gente está muy enfadada en Ucrania, están preocupados por el futuro de sus hijos"

  • La tranquilidad ha sido la tónica general este lunes tras la multitudinaria manifestación del domingo en Kiev, que se saldó con casi 200 heridos.
  • El rechazo del Gobierno al acuerdo comercial con la UE "ha sido la gota que ha colmado el vaso", explica a '20minutos' un profesor de inglés en la capital.
  • Varias personas tomaron el domingo el ayuntamiento de Kiev y otras tantas han bloqueado por la mañana los accesos de la sede del Gobierno.
  • Las claves de la rebelión proeuropea en Ucrania.
Manifestantes permanecen junto a las barricadas en la plaza de la independencia en Kiev (Ucrania).
Manifestantes permanecen junto a las barricadas en la plaza de la independencia en Kiev (Ucrania).
EFE/Filip Singer

"La gente está muy enfadada, están preocupados por el futuro de sus hijos y sus nietos". Philip Henry Sheehan, profesor de inglés de 45 años, explica por teléfono desde Kiev a 20minutos que las protestas en la capital de Ucrania no se deben solo a que el Gobierno se haya alejado de la UE, rechazando un acuerdo comercial histórico, sino también a la corrupción que hay en el país. "Esto ha sido la gota que ha colmado el vaso", añade.

Tras otro domingo convulso, con una protesta multitudinariade 150.000 personas, según la Policía y de medio millón, según los convocantes— que terminó con enfrentamientos y casi 200 heridos en el hospital, en la plaza de la Independencia de Kiev (Maidan Nezalezhnosti) imperaba la tranquilidad este lunes por la mañana. El Gobierno de Viktor Yanukovich, de momento, niega que se vaya a imponer el estado de excepción, aunque cree que la situación está "descontrolada".

Philip afirma que en la plaza, en la que han pasado la noche decenas de manifestantes montando barricadas, permanece cerrada la estación de metro y que las calles adyacentes, hasta una distancia de unos 400 metros, siguen cortadas, como algunas carreteras de acceso. Hay un escenario por el que pasan políticos para hablar a la gente congregada, relata, y también puede verse el árbol de Navidad a medio montar.

"Quieren que el Gobierno dimita"

Hay otros frentes en estas protestas: la casa presidencial, el gabinete ministerial y el Ayuntamiento, que sigue tomado desde el domingo por un grupo de personas. Algunos manifestantes, según la agencia Efe, se dirigieron a primera hora de la mañana de este lunes hacia la sede del Gobierno para bloquear sus accesos e impedir el paso a los funcionarios. Horas antes, otro grupo intentaba entrar en el palacio presidencial usando una excavadora.

Fuera del centro de la ciudad, no obstante, "la gente sigue con sus vidas, va al trabajo, los niños acuden al colegio". La oposición había convocado para este lunes una huelga general en todo el país, aunque no está claro el seguimiento que está teniendo en las instituciones gubernamentales y las empresas privadas.

De vez en cuando, grupos de estudiantes pasean por la plaza hablando sobre la deriva del país con sus profesores. "Aquí quieren que el Gobierno dimita, no ven nada de futuro futuro al lado de Rusia", relata Philip; sus amigos, "de clase media", están bastante preocupados.

Moción de censura

Los grupos de la oposición han anunciado que este martes presentarán en la Rada Suprema, el Parlamento, una moción de censura al Gobierno del primer ministro, Nikolái Azárov. Pero Philip explica que las protestas no son solo de los políticos, "es un movimiento social", añade, gente de toda clase y condición. Dice que la "presión" rusa sobre el país es grande, tanto en el terreno político como en el económico.

El presidente Yanukóvich tiene previsto viajar el martes a China para firmar una veintena de documentos, entre ellos un acuerdo de asociación estratégica. Las protestas, "dice la gente", van a seguir, "la oposición avisa de que no parará hasta que el Gobierno dimita". Este lunes por la mañana, según Philip, no había ni rastro de Policía ni de militares en la plaza. ¿Volverá esta noche la gente a la calle? "Supongo que sí".

El embajador de España en Kiev, Gerardo Ángel Bugallo, ha asegurado a RNE que "no conviene precipitarse" sobre el desarrollo de los acontecimientos y que "ya ha habido rumores para todos los gustos", en relación a un posible estado de excepción. Asegura que la manifestación del domingo fue "incluso mayor" que las movilizaciones de la Revolución Naranja en 2004.

También ha insistido en que por la mañana la situación era "tranquila" y ha explicado que en Ucrania hay una colonia de unos 200 españoles -todos están "bien"- y "una serie de empresarios" que buscan sus oportunidades como si fueran "zapadores en un territorio por abrir". Los ciudadanos, dice, son conscientes de que el Gobierno ha cambiado su posición sobre la UE sin dar una explicación pública.

Según una nota de la Comisión Europea, Yanukóvich ha telefoneado al presidente José Manuel Durao Barroso, le ha dicho que investigará la represión de las manifestaciones y le ha pedido seguir hablando del acuerdo de asociación con la UE que ha rechazado firmar, mediante el envío de una delegación a Bruselas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento