A los tres ciudadanos chinos sorprendidos ayer en el aeropuerto con 212.000 euros en el equipaje de mano les fueron requisados todos los billetes, salvo los 6.000 euros que permite la ley.

El resto de la cantidad fue entregada a la Agencia Tributaria, que lo ingresó en el Banco de España y que investigará la procedencia del dinero por si se ha obtenido al margen de la normativa fiscal vigente.

Hace dos semanas sorprendieron a otros tres pasajeros con 610.000, también en Loiu.

Cinco robos en una tienda

La Policía Municipal detuvo el lunes a un hombre de 31 años, acusado de robar cinco veces en una misma tienda, en el barrio bilbaíno de Basurto.