Barcelona es la ciudad europea que ofrece mejor calidad de vida por noveno año consecutivo. Aún así, es la décima capital con los salarios más bajos de los trabajadores cualificados.

Estos son dos de los datos que se desprenden del informe 2006 del Observatori de Barcelona. Según este indicador, la capital catalana ha superado a Bruselas y se sitúa como la cuarta urbe mejor para hacer negocios. Por delante, sólo están Londres, París y Francfort.

Turismo muy activo

También destaca la séptima posición de Barcelona en pernoctaciones, con 11,6 millones al año, y la cuarta en organización de congresos. Sin embargo, el segundo teniente de alcalde, Jordi Portabella, desmintió que el principal motor de la economía de la ciudad sea el turismo.

«Es el quinto sector y representa un 12% del PIB de Barcelona», dijo el concejal, que explicó que por la relación de turistas con el número de habitantes, la ciudad condal ocupa la octava posición.

Portabella sí reconoció que la escalada de los últimos años que ha hecho Barcelona en el ranking de las mejores ciudades europeas para hacer negocios ha supuesto un progresivo encarecimiento de su nivel de vida.

El informe también apunta que Barcelona ha superado el récord de puestos de trabajo, con 1.058.000 empleados. Los aumentos más importantes de creación de trabajo fueron en las áreas de investigación y tecnología.

La economía crece un 3,5%

La economía catalana creció en 2006 un 3,5%, el ritmo más intenso en cinco años, pero reducirá su velocidad hasta el 3,1% en 2007, según la Cambra de Comerç de Barcelona. El fuerte crecimiento del Producto Interior Bruto se debió al tirón de la construcción (5,6% de incremento) y los servicios (4%), aunque se recupera la industria. Consumo y inversión se desaceleraron.