Santiago Santana Cazorla y  José Silverio Hernández Hernández
Santiago Santana Cazorla (a la derecha) y José Silverio Hernández Hernández, a su salida de los juzgados (Foto: Efe) Efe
El empresario Santiago Santana Cazorla, presidente del grupo hotelero y constructor Santana Cazorla, quedó este martes en libertad con cargos tras declarar ante el juez de la "operación Góndola", sobre una presunta trama de corrupción inmobiliaria en Mogán (Gran Canaria).

El magistrado José Alexis Negrín adoptó la misma decisión para el concejal del PP en el municipio turístico José Silverio Hernández Hernández y para el dueño de Radio Arguineguin, Julián Melián Ascanio, quienes fueron detenidos el lunes, al igual que el empresario.

El juez mantiene los cargos contra Santiago Cazorla por delitos contra la ordenación del territorio
Tras la declaración judicial, el juez mantiene los cargos contra Santiago Cazorla por delitos contra la ordenación del territorio, contra los recursos naturales y el medio ambiente y tráfico de influencias, por lo que se le ha retirado el pasaporte, según el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

El concejal del PP José Silverio Hernández ha salido en libertad sin fianza con cargos de delito electoral en concurso de falsedad documental, malversación de caudales públicos y prevaricación.

Además de retirársele el pasaporte, el juez ha decretado la obligación del edil de presentarse en el juzgado los días 1 y 15 de cada mes, según las fuentes.

El responsable de Radio Aguineguín, Julián Melián Ascanio, que ya estaba en libertad desde el lunes, compareció este martes ante el juez, quien le mantuvo el cargo de malversación de caudales público.

El abogado del empresario Santana Cazorla, José Antonio Choclán, afirmó que aportará una serie de expedientes administrativos para demostrar la inocencia de su defendido.