Mueren tres personas, entre ellas un niño, en disturbios por las protestas en Egipto

  • El niño caminaba cerca del lugar de los enfrentamientos en Suez cuando recibió el impacto. Su madre ha resultado ilesa.
  • Otra persona murió en los enfrentamientos en la provincia de Minia, mientras que el tercero, un miembro de los Hermanos Musulmanes, murió en El Cairo.
Un miembro de las fuerzas de seguridad egipcias lanza gas lacrimógeno a numerosos simpatizantes del depuesto presidente egipcio.
Un miembro de las fuerzas de seguridad egipcias lanza gas lacrimógeno a numerosos simpatizantes del depuesto presidente egipcio.
EFE

Tres personas, entre ellas un niño de 10 años, han muerto este viernes en los disturbios que estallaron durante las protestas de los islamistas en diversas ciudades de Egipto. Una veintena de personas también han resultado heridas.

El niño murió al recibir el disparo de una escopeta de perdigones mientras caminaba cerca del lugar en el que se han producido enfrentamientos entre partidarios y detractores del depuesto presidente egipcio Mohamed Morsi en la ciudad de Suez, al norte del país, según fuentes médicas y de seguridad. El menor, identificado como Samir El-Gamal, fue alcanzado en la parte posterior de la cabeza por una escopeta de perdigones, según el portavoz del ministerio egipcio de Sanidad.

Su madre ha resultado ilesa, pero el niño ha muerto en el acto. Miembros de los Hermanos Musulmanes han acusado a las fuerzas de seguridad de emplear munición real para dispersar su protesta, según los residentes de Suez. La Policía ha asegurado que los disparos fueron realizados por los opositores, no por las fuerzas de seguridad. La familia del menor ha acusado a los Hermanos Musulmanes de la muerte de éste, según la agencia estatal MENA.

El jefe del Departamento de Emergencia, Jaled al Jatib, dijo a la agencia de noticias egipcia Mena que una persona murió durante los enfrentamientos en la provincia de Minia, a unos 250 kilómetros al sur de El Cairo. El tercer fallecido es un miembro de los Hermanos Musulmanes, que pereció en choques con opositores a Mursi en el barrio de Al Matariya, en el noreste de la capital, según una nota del Ministerio del Interior.

Durante las protestas fueron además detenidas cerca de noventa personas, la mayoría en los disturbios de Al Matariya, donde los manifestantes incendiaron, entre otros, un vagón del tranvía.

"La masacre del siglo"

Las marchas de los seguidores de Mursi marcan el inicio hoy de la semana de protestas denominada "La masacre del siglo", convocada para conmemorar los cien días del desalojo policial de las acampadas de los islamistas en El Cairo, cuando murieron cientos de personas.

En la capital, la policía lanzó gases lacrimógenos contra una marcha que salió de la mezquita Al Imán con dirección a la plaza de Rabea al Adauiya, escenario de la principal acampada disuelta el pasado 14 de agosto. Un portavoz de los Hermanos Musulmanes, Islam Taufiq, explicó que una situación similar se vivió en el barrio cairota de Guiza y en el de Al Soyuf de la ciudad portuaria de Alejandría, donde, según Taufiq, la policía contó con la ayuda de matones.

"Somos pacíficos y continuaremos con nuestras protestas para mandar un mensaje a todo el mundo de que estamos contra la violencia y que tenemos derecho a manifestarnos y conmemorar la masacre" de las acampadas, subrayó el responsable islamista.

Los manifestantes, que salieron como es habitual de las mezquitas tras el rezo del mediodía, enarbolaron pancartas con el símbolo de Rabea al Adauiya y corearon consignas contra el Ejército y el Ministerio del Interior. Además, estallaron nuevamente enfrentamientos entre estudiantes partidarios de los islamistas de la residencia de la Universidad de Al Azhar y las fuerzas de seguridad, en el este de El Cairo.

La policía lanzó gases lacrimógenos y los manifestantes respondieron con piedras, en choques similares a los registrados hace dos días, cuando murió un estudiante de medicina.

Las protestas en las universidades son cada vez más frecuentes y para acabar con ellas el Gobierno autorizó ayer a la policía para que entre en los campus sin necesidad de pedir permiso a las autoridades universitarias.

Los nuevos gobernantes egipcios han debilitado la estructura de los Hermanos Musulmanes deteniendo a sus principales líderes y procesándolos por delitos como la incitación a la violencia, al tiempo que han reprimido numerosas manifestaciones de sus seguidores en las calles.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento