Nuevo parque de Basurama.
El colectivo Basurama ha creado un nuevo espacio en San Cristobal de los Ángeles (Villvarde). JORGE  PARÍS

Los vecinos de San Cristobal de los Ángeles, en el distrito madrileño de Villaverde acaban de estrenar este fin de semana un nuevo parque.

El colectivo Basurama,  en colaboración con los vecinos de Autobarrios, ha estado trabajando "intensivamente" durante dos años en la transformación de un espacio abandonado bajo un puente en un "parque de madera con bancos, columpios, mesas...", explica Alberto, de Basurama.

Y todo ello gracias a voluntarios que de forma altruista han dedicado su tiempo a cambiar esta zona. 

Para hacer el nuevo parque han usado residuos procedentes de la Ciudad del BBVAPara conseguirlo, las materias primas han salido de residuos cedidos por Acciona procedentes de una de las últimas grandes obras de Madrid, la ciudad del BBVA en Las Tablas.

"Paradójicamente con los restos de una 'ciudad' privada se construye ciudad en un espacio residual", apuntan desde Basurama.

Este ejemplo de "arquitectura sostenible, diseño colectivo y gestión compartida" se situará en el recién bautizado Puente de Colores del barrio.

Basurama ya piensa en nuevos proyectos en San Cristobal. "Este barrio tiene mucha energía y muchas carencias; lo próximo que queremos hacer es un rocódromo".

Un mundo mejor con residuos

Basurama es un colectivo cultural que nació en 2001. Está compuesto por cinco arquitectos y una ambientóloga y son "como una asociación cultural; trabajamos como una cooperativa".

Queremos promover formas de vida felices"

Su objetivo es "promover nuevas formas de vida posibles que hace más felices a la gente y que son menos destructivas". 

Para lograrlo explotan la basura, de ahí su nombre,  "que deja el mundo contemporáneo: desde casas vacías hasta tetra bricks".

Consulta aquí más noticias de Madrid.