Colas de 100 metros para estudiar aquí
Universitarios llenan la bibloteca desde primera hora. (Lara García)
La historia se repite todos los fines de semana. Alrededor de las 7.30 horas, las colas de estudiantes unen la biblioteca de Torrecedeira y la avenida de Beiramar. Unos 100 metros de universitarios que esperan conseguir uno de los 310 puestos de estudio.

Y es que ésta es la única biblioteca que ha ampliado su horario los fines de semana coincidiendo con los exámenes en la Universidad de Vigo. Así, los sábados y domingos las salas de estudio se abren en horario continuado de 8.00 a 22.00 horas. Un servicio que, según los estudiantes, no es suficiente. «La biblioteca central del campus debería abrirse en exámenes los fines de semana, aquí es casi imposible encontrar un hueco», asegura Lara García, estudiante de 5º de Ciencias del Mar.

Sin embargo, desde la Universidad de Vigo han decidido ampliar el horario de estudio sólo en la biblioteca de Torrecedeira. Tampoco el Concello ha solicitado la ampliación del horario en la biblioteca municipal, aunque no se ha dado explicación para esta decisión.

Los sábados por la mañana, hasta las 14.00 horas, abren la biblioteca municipal y la de Caixanova, además de la de Torrecedeira. Después, encontrar un puesto de estudio es casi imposible y los 12.820 universitarios deben disputarse los 310 de Torrecedeira.

Por ley, los puestos no pueden reservarse y no está permitido abandonarlos durante más de 20 minutos. «Para comer tenemos que hacerlo en menos de media hora. Si tardamos más de 20 minutos, tu sitio lo ocupa otra persona», asegura Lara.