Durante toda esta semana la Policía Local se dejará notar más que nunca en las calles de Vigo.

Su objetivo serán las infracciones de tráfico, comprobar el uso del cinturón de seguridad, sancionar por conducir utilizando el teléfono móvil y vigilar que todos los papeles del vehículo estén en regla.

Los controles se harán en diferentes puntos de la ciudad, tanto en la zona centro como en viales de la periferia. En el lote, se incluyen también las pruebas de alcoholemia y una mayor actividad de la grúa municipal en las áreas de aparcamiento en superficie, sobre todo en la zona ORA, en aquellas calles donde se produce con más frecuencia la doble fila y en los espacios reservados para la carga y descarga o para personas discapacitadas.

Más de 86.000 multas

Entre la Policía Local y el multamóvil, en 2006 se pusieron en Vigo 86.123 sanciones, lo que vienen a ser unas 7.176 al mes o, más concretamente, 240 al día. Sin embargo, sólo una de cada tres multas se paga en el plazo voluntario.