My feminine side, 2002
"Mi lado femenino", autorretrato de García-Alix de 1982 © Alberto García-Alix - Courtesy of the artist

El fotógrafo español Alberto García-Alix (León, 1956) es uno de los cuatro finalistas nominados para optar al premio Deutsche Börse, uno de los certámenes más prestigiosos y selectos de Europa. El fallo del certamen, que busca reconocer la más significativa contribución a la fotografía en el continente, será dado a conocer en Londres en mayo de 2014.

García-Alix llega a la fase final por el fotoensayo biográfico Autorretrato, una antología, basculante entre la intimidad y el exceso, que puede ser entendida como un "desnudo radical" que condensa tres décadas de carrera de uno de los fotógrafos más conocidos de su generación. De ganar el premio, patrocinado desde 1996 por el grupo alemán Deutsche Börse AG, dedicado al mercado de valores y encargado de la Bolsa de Fráncfort, se llevaría 30.000 libras esterlinas, casi 36.000 euros.

Ganado antes por Gursky, Raad, Teller...

La organización del galardón y la exposición, entre el 11 de abril y el 22 de junio de 2014, de una antología de los finalistas, es gestionada por la Photographer's Gallery de Londres desde la su primera edición (1996) . Una idea de la categoría del premio es la mención de algunos de los ganadores en las ediciones anteriores: Andreas Gursky, Boris Mikhailov, Luc Delahaye, Robert Adams, Walid Raad y Juergen Teller.

Usa las fotos para mediar con miedos, neurosis y batallas internas En el anuncio de la selección de los finalistas, que acaba de hacerse pública, los organizadores señalan que Autorretrato, editado por la editorial La Fábrica, ofrece una visión drástica en blanco y negro de la vida del fotógrafo desde el final de la dictadura franquista hasta la actualidad. García-Alix, añaden, utiliza la fotografía para intermediar con sus "experiencias, miedos, neurosis y batallas internas". Destacan que las imágenes son "tensas y líricas visual y metafóricamente", con un uso maestro de la frontera "entre la auto-reflexión y la puesta en escena".

"La gloria y las heridas del exceso"

Cuando el libro fue editado en España, el fotógrafo dijo sobre la obra: "Retraté mis posesiones, mis vicios y las esquinas de calles por las que me moví porque quería elevarlas a la altura de una épica. La vanidad del exceso, su gloria y sus heridas, condujeron mi mirada. Buscaba un lirismo visual sujeto a mi febril acontecer diario. Un territorio virgen donde imponerme y manifestar mi identidad, sin más sentido que alimentar mi deseo libertario de ser y de ver".

El español, que es el de mayor edad de los cuatro finalistas, tiene como rivales a tres fotógrafos de altura: el alemán Jochen Lempert (1958), el irlandés Richard Mosse (1980) y la estadounidense Lorna Simpson (1960).

La guerra del Congo en infrarrojo

El primero, nominado por su exposición retrospectiva en el Hamburger Kunsthalle, emplea su formación original como biólogo para estudiar fotográficamente la yuxtaposición de los seres humanos y el mundo natural; Mosse accede como finalista por su trabajo en película infrarroja sobre la guerra interminable en la República Democrática del Congo y Simpson es nominada por su trabajo de confluencia de fotos, vídeo, audio y objetos encontrados.

Para García-Alix la cámara es una extensión de su mente Cada uno de los cuatro nominados de este año "propone nuevas y atractivas formas de ampliar nuestra manera de pensar en la fotografía", dice Brett Rogers, director de la Photographer's Gallery y presidente del jurado que eligió a los finalistas. "Imagen y texto sustentan la obra de Lorna Simpson, interesada en el enfoque de género y el interrogatorio sobre la identidad, mientras que para García-Alix la cámara se convierte en una extensión de su mente, Jochen Lempert combina la precisión de un científico con el lirismo de un poeta y para Richard Mosse transforma el horror y la brutalidad de la guerra en una forma surrealista de fotografía documental".