El vicepresidente de Caja de Badajoz Celestino Vegas ha reconocido que el consejo de administración de dicha entidad trasladó a los integrantes del mismo la existencia de "presiones" y "amenazas" por parte del Banco de España, incluso con la "intervención", ha dicho, si la caja extremeña revertía el SIP acordado con CAI y Círculo Católico.

Dicha circunstancia se produjo, según ha apuntado, tras el momento en que fueron dados a conocer en enero de 2011 por parte del Banco de España informes sobre situación de estas dos últimas entidades financieras, ya días después de haber sido puesto en marcha el SIP.

En una comparecencia este lunes ante la comisión en el Parlamento regional de investigación sobre el proceso de integración de Caja de Badajoz en Caja3, Vegas ha indicado igualmente que a su juicio "la gestión que se ha hecho" en dicha entidad extremeña "era la correcta", aunque también "todo es susceptible de mejorarse", y ha insistido en que en cualquier caso la "premisa de partida" en todo el proceso por parte del Banco de España era "lograr fusiones".

"Las decisiones se toman siempre con los papeles encima de la mesa", ha resaltado. "No era fácil tomar decisiones pero había que tomarlas porque nos apremiaban desde el Banco de España y el Ministerio de Economía", ha señalado también.

Asimismo, Vegas ha reconocido que "existían presiones" para ahondar en fusiones entre las entidades financieras como algo "evidente". "Lo irresponsable en aquel momento era quedarse fuera, porque si te están orientando desde la máxima autoridad, como es el Banco de España y del Ministerio que el camino a seguir es éste, el quedarse fuera podía suponer una intervención", ha dicho.

Documentación no facilitada

Por otra parte, a preguntas del PSOE sobre información relativa a inspecciones en CAI y Círculo Católico facilitada por el Banco de España a Caja Badajoz una vez puesto en marcha el SIP ya con estas entidades, Celestino Vegas ha señalado que el consejo general de la entidad extremeña llegó a plantearse incluso la integración en el SIP, ante lo cual "el Banco de España dio un ultimátum, vino a decir 'o seguís para adelante u os sanciono, os intervengo porque entraríais casi que en quiebra'".

En este escenario, según Vegas, "no" había "otro remedio que negociar otra salida bastante más airosa", ya que se decía a Caja Badajoz —ha indicado— que "para atrás no se podía ir".

En este punto, Vegas ha dicho que "no" puede afirmar que la información sobre inspecciones en cuestión fuese ocultada "deliberadamente" por parte del Banco de España, aunque ha añadido que "se ocultaron" informaciones, al tiempo que ha indicado que esa circunstancia "dañó" a Caja Badajoz.

Sobre este respecto, ha indicado que "el camino era uno" y que "esto no tenía marcha atrás" (el SIP), ya que se habían intervenido otras entidades en España en aquellos momentos.

"Por tanto, si la amenaza es o tirar para adelante o ejecuto las sanciones que os corresponden y las consecuencias serían desconocidas pero muy graves hasta tal punto de llegar a la intervención, hubiese sido una irresponsabilidad por nuestra parte haber dicho para atrás porque entonces hubiese supuesto el final total de la caja, bajo esas amenazas", ha declarado el vicepresidente de Caja de Badajoz.

Por otra parte, a preguntas del PREX-CREX, Vegas ha señalado que si hubiera que replantearse "toda la situación" de nuevo, él cree que se repetiría desde el consejo de administración de Caja de Badajoz "la mayoría de los actos" adoptados".

"La marca Caja Badajoz pervive, las personas que siguen trabajando siguen trabajando y aquellos que se han tenido que marchar lo han hecho en unas condiciones bastante aceptables con lo que está cayendo", ha dicho Vegas en otro momento de su comparecencia.

Ha afirmado en todo caso que las decisiones en Caja de Badajoz "siempre con las informaciones que había encima de la mesa". "Y con la información que había encima de la mesa se ha hecho lo correcto y se ha presionado hasta límites insospechados (para mejorar la situación de la entidad dentro del SIP)".

Sin la diligencia pertinente

Por su parte, el diputado de IU Alejandro Nogales ha defendido como "necesaria" la comisión de investigación porque se detectaba que la actuación del Banco de España "no" fue "todo lo diligente que tenía que haber sido" en el proceso. También ha afirmado que IU considera que "todas" las actuaciones del consejo "iban" encaminadas a "lo mejor" para Caja de Badajoz.

Asimismo, a preguntas del 'izquierdista' sobre qué movió al consejo de administración para decidir que había que continuar adelante con el SIP cuando se conocieron inspecciones en CAI y Círculo Católico, Celestino Vegas ha indicado que "todos los miembros del consejo de administración actúan en consecuencia" y ha añadido que "volver hacia atrás abocaba a la caja a un futuro totalmente incierto".

Situación entonces "incierta"

Por su parte, el diputado del PP José Ángel Sánchez Juliá ha reconocido que el consejo de administración de Caja de Badajoz tuvo que tomar "decisiones complicadas" en una situación que "no era fácil", ante lo cual Vegas ha afirmado que la situación "era incierta" y ha añadido que "si se tiraba para atrás, aparte de la penalización" hubiese sido necesario determinar "a ver qué se podía hacer con los trabajadores".

En este punto, el vicepresidente de Caja de Badajoz ha señalado que le consta que el presidente de la citada entidad llamó "en reiteradas ocasiones" al Gobierno regional para "informarle de la situación".

Proceso "necesario"

Finalmente, en el turno final, Celestino Vegas ha afirmado que a su juicio durante su comparecencia ha quedado "claro" que "el proceso (de fusión) era necesario" en su opinión.

"Estábamos abocados a una estructura superior" y "todo fue medianamente bien hasta la aparición de las actas del Banco de España que si no hubieran aparecido evidentemente todo hubiese sido un camino mucho más feliz", ha explicado.

Finalmente, ha afirmado sobre la situación de Caja de Badajoz que "el panorama, el horizonte a medio, corto plazo está salvado", al tiempo que ha aseverado que entiende por ello que "la gestión que se ha hecho era la correcta". "Aunque —ha añadido— todo es susceptible de mejorarse".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.