Los 13 acusados por tráfico de drogas que son juzgados desde este lunes en la Audiencia Provincial de Pontevedra, sede de Vigo, han admitido los hechos que le imputa el Fiscal, que ha pedido'para ellos penas que suman más de 100 años de prisión, y multas que superan en total los 1,6 millones de euros.

El Fiscal pide para el que considera cabecilla de la trama, Castor C.M., una pena de 15 años de cárcel y una multa de 1,3 millones de euros, por un delito continuado de tráfico de drogas y por otro de pertenencia a organización criminal. Para el resto de acusados, solicita penas de prisión que oscilan entre 12 y 5 años.

Según el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, esta organización distribuía cocaína y hachís principalmente, en el área de Vigo y Pontevedra, y a Canarias. De hecho, uno de los acusados es un hombre que fue interceptado en el aeropuerto Reina Sofía de Tenerife cuando trataba de introducir cocaína y hachís (que llevaba en su organismo) en Canarias.

Durante la vista, que se ha iniciado este lunes en Vigo, todos los imputados reconocieron los hechos de los que les acusa el Fiscal. Asimismo, la mayoría de ellos, en respuesta a preguntas de sus letrados, han señalado que eran consumidores habituales de droga en el momento de los hechos y que, en la actualidad, están rehabilitados o en proceso de rehabilitación, y con trabajos estables.

El juicio continuará el martes y, previsiblemente, el Ministerio Fiscal modificará su escrito de acusación para rebajar la petición de penas, dado el reconocimiento de los hechos por parte de las 13 personas que se han sentado en el banquillo.

Como consecuencia de la investigación policial de los hechos que se juzgan, además de las 13 personas detenidas, se intervinieron más de 22 kilos de hachís, casi 5 kilos de cocaína, resina de cannabis, y otras sustancias estupefacientes, numerosos teléfonos móviles y dinero en efectivo.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.