El chef internacional Massimo Bottura recibirá el próximo lunes, 25 de noviembre, en Valladolid el XVI Premio Amanita, considerado el reconocimiento micológico más importante a nivel internacional.

Este galardón fue creado por Fátima Pérez Andrés y José Carlos Arroyo en el año 1997 y ha sido cedido a la Escuela Internacional de Cocina, espacio en el que se celebrará el acto de entrega, organizado en colaboración con la Junta de Castilla y León.

El chef italiano pasará a formar parte de la lista de premiados en ediciones anteriores, entre los que se encuentran profesionales de la talla de Joan Roca, Santi Santamaría, Carlos Domínguez Cidón o entidades como Iberdrola, según informaron a Europa Press fuentes de la Escuela de Cocina.

Junto al Premio Amanita, se celebrará también la primera edición del Premio Boletus, creado con el objetivo de reconocer la labor de empresas, personas o colectivos de Castilla y León, preferentemente del ámbito rural, cuyo trabajo haya supuesto un valor añadido a la promoción del turismo micológico y gastronómico.

Asimismo, la Escuela Internacional de Cocina llevará a cabo ese día una jornada formativa dedicada a la micología consistente en cuatro clases magistrales en las que participarán alumnos y profesores de Institutos de Enseñanza Secundaria de todas las provincias de nuestra Comunidad, además de profesionales del sector.

El premiado

Massimo Bottura es el creador, propietario y chef del Restaurante Osteria Francescana, un local que abrió sus puertas, por primera vez, hace ahora 20 años en una antigua posada para peregrinos anexa a un convento franciscano de la ciudad de Módena, capital de una región internacionalmente reconocida por su producción del famoso vinagre balsámico.

Durante este tiempo, en el que el restaurante ha escalado hasta el quinto puesto del ranking mundial además de obtener dos estrellas Michelín, la Osteria ha ido ocupando, poco a poco, "varios de los edificios contiguos y añadiendo a sus paredes algunas de las mejores piezas de arte contemporáneo del mundo, un tema del que Massimo se declara apasionado experto y coleccionista".

Nacido en Módena en 1962, en una familia de acomodados propietarios de pozos petrolíferos, se interesó desde muy joven por la gastronomía. En 1986, compra una antigua taberna en Campazzo, cerca Nonantola, donde aprende a conocer los misterios de la cocina de la región, la llamada cocina "emiliana".

En 1992, consiguió que el mítico Alain Ducasse le invitara a pasar unos meses en su histórico Restaurante Le Louis XV, en Mónaco, donde se familiarizó con las reglas de la nueva cocina. En el 2000, y después de una visita a la Osteria Francescana, Ferrán Adrià le invita a pasar unos meses en El Bulli, donde entró en contacto con la cocina molecular.

"El planteamiento culinario de Bottura es el de conseguir en sus innovadores platos, una unión perfecta entre texturas, temperaturas y sabores, una actividad con la que reconoce disfrutar plenamente", han destacado las mismas fuentes.

Entre sus especialidades figuran platos "que invitan a descubrir un abanico de sabores" como los raviolis rellenos de cotechino, las lentejas con salsa de alubias o la clásica ensalada Caesar preparada con vinagre de Módena, "platos preparados con unos toques de color y unas texturas que los hacen irresistibles, además de al paladar, a la vista".

En el año 2013, su restaurante fue nombrado por la Revista Restaurant como el tercer mejor restaurante del mundo.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.