La cartera de la pontevedresa Sonia Iglesias fue encontrada el mismo día de su desaparición

Para el lunes están citadas en los juzgados la madre y la hermana de la desaparecida
La pontevedresa Sonia Iglesias
La pontevedresa Sonia Iglesias
ARCHIVO

El Juzgado de Instrucción Número 3 de Pontevedra, especializado en violencia de género, tomó este viernes declaración a varias personas en relación a la investigación abierta en torno a la desaparición de Sonia Iglesias hace más de tres años. De ellas, trascendió que la cartera de la desaparecida había sido encontrada el mismo día de su desaparición.

La primera persona en pasar por sede judicial fue María Teresa A., hermana del único imputado, el compañero sentimental de Sonia y padre de su hijo Julio Araújo. Y a continuación lo hizo un primo de éste.

Ambos fueron interrogados por la jueza en relación a unas llamadas telefónicas realizadas al teléfono fijo de la vivienda que compartían Sonia Iglesias y su pareja el día en que desapareció la joven.

Tras ellos fue el turno de la persona que encontró la cartera de la pontevedresa en el entorno del poblado de O Vao. Acudió acompañado de dos agentes de la Policía Nacional ya que se encuentra ingresado en prisión por motivos ajenos a este proceso. De su declaración trascendió que encontró la cartera el mismo día de su desaparición y no más tarde, como había informado anteriormente la Policía.

Una hora más tarde fue el turno de prestar declaración de una trabajadora de la tienda de ropa de Massimo Dutti de la que Sonia Iglesias era la encargada.

HORA

El último en comparecer fue el zapatero a quien también preguntaron por "la hora aproximada" a la que Sonia acudió al taller el día de la desaparición. "Dejó unos zapatos para reparar, quedó en un día para recogerlos y hasta luego. No sé si estaba nerviosa. Lo que se habla con una persona en una situación como esa no es suficiente para saberlo", explicó a los periodistas a la salida del juzgado.

El zapatero tampoco pudo precisar la hora exacta. "serían las diez y pico", manifestó. "Allí no fue Julio, yo no lo vi ni fuera ni dentro", concluyó.

En esta primera jornada la jueza ha ratificado las declaraciones de todas estas personas que ya comparecieron en su día en dependencias policiales. En este ocasión el testimonio se prestó en sede judicial y además de la fiscal Carmen Novo, estuvieron presentes el abogado del compañero sentimental de la desaparecida, Julio Araújo, y la letrada de la familia de Sonia Iglesias.

Las de este viernes fueron las primeras declaraciones de testigos que se llevan a cabo desde julio de 2012, momento en el que se produjo la declaración e imputación de Julio Araújo.

LUNES

Para el próximo lunes está citada en los juzgados de A Parda, entre otras personas, la madre y la hermana de la pontevedresa desaparecida, Carmen Eirín y Maricarmen Iglesias, además de una amiga y la camarera del bar donde la pareja desayunó aquel día.

El abogado de Araújo, Jesús Santaló, en declaraciones a la salida de los juzgados, recordó que estos testigos declararon en su día ante la Policía, por lo que cree que poco van a aportar nada nuevo a la investigación.

"En principio las hipótesis se mantienen las que ya había antes", dijo el letrado "que no hay ningún dato, ninguna información nueva que destacar", por lo que insistió en pedir el archivo de la causa en lo que respecta a su cliente Julio Araújo.

Estas comparecencias fueron solicitadas por la Fiscalía. Por su parte la acusación particular solicitó nuevas diligencias de investigación y, por el momento, la jueza no se ha pronunciado sobre otra prueba complementaria requerida por la familia Iglesias como la búsqueda con un georradar en el monte Castrove (Poio).

En esa localización repite una llamada telefónica realizada por el único imputado el día de la desaparición de su pareja y los investigadores apuntan que este lugar podría estar enterrado el cadáver. Tampoco se conoce la decisión de la jueza sobre la valoración pericial del arma de fuego localizada en una casa que la familia Araújo.

Por su parte el fiscal jefe de Pontevedra, Juan Carlos Aladro, solicitó a la titular del Juzgado especializado en Violencia de Género, la reconstrucción del día de la desaparición de Sonia, el 28 agosto de 2010. Con los últimos pasos que dieron tanto la mujer como Julio Araújo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento