Sheldon Adelson, el polémico empresario estadounidense que podría construir Eurovegas en Madrid, ha dado su particular versión sobre cómo debería negociar su Gobierno con Irán: amenazar con lanzar una bomba atómica en el centro de Teherán.

Hablemos de negocios, ¿quieres ser borrado del mapa?Adelson, el martes pasado en una charla en la Yeshiva University de Nueva York, respondió a una pregunta sobre las negociaciones con Irán. "¿Sobre qué vamos a negociar?", respondió el empresario. "Les diría: escucha, ¿ves ese desierto de ahí?, quiero enseñarte algo... Coges el teléfono móvil, llamas a algún lugar de Nebraska y dices: vamos allá. Y tienes un arma nuclear cayendo en medio del desierto, donde no puede herir a un alma, salvo a un par de serpientes o escorpiones. Entonces dice: mira, el próximo caerá en medio de Teherán. Así que hablemos de negocios, ¿quieres ser borrado del mapa?"

Una vez realizada esta demostración de fuerza, el maganate de Las Vegas propondría al gobierno iraní, que si quiere la paz, "solo tiene que dar marcha atrás en su desarrollo nuclear, y nosotros garantizaremos que puedas tener una planta nuclear para fines energéticos".

Sus declaraciones vienen en un momento particularmente esperanzador de las relaciones entre ambos países. Desde la llegada al poder de Rohaní, Irán se ha mostrado dispuesto a negociar y hablar de su programa nuclear con occidente, rebajando así la tensión existente.

Sheldon Adelson es un empresario simpatizante y uno de los principales donantes del partido republicano, que ha criticado en numerosas ocasiones las políticas del presidente Barack Obama, incluidas las de relaciones externas. Su fortuna, valorada en más de 25.000 millones de dólares, procede de haber revolucionado el negocio de los casinos en Las Vegas y haberlo exportado por distintos continentes.

En la actualidad, Adelson siembra dudas sobre si construirá el complejo Eurovegas en Madrid, mientras presiona al Gobierno español para que modifique leyes a su interés como la del tabaco.