El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha prohibido las movilizaciones previstas para hoy en el País Vasco y Navarra en protesta por la sentencia sobre Jarrai en cuya convocatoria se encuentre detrás la organización Askatasuna, cuyas actividades fueron declaradas ilícitas.

Garzón adopta esta decisión a petición del fiscal Carlos Bautista y de la asociación de víctimas Dignidad y Justicia en un auto en el que pide a los dirigentes de Askatasuna, Juan María Olano y Julen Larrinaga, que desconvoquen las movilizaciones y les advierte de que de no hacerlo incurrirían en un delito de desobediencia grave a la autoridad judicial.

"Estrategia de confrontación con el Estado"

Según el juez, "se ha constatado fehacientemente que la 'jornada de movilización' está dinamizada, y, de hecho, convocada por Askatasuna, cuyo logotipo aparece en los carteles en los que se llama a esta movilización.  

Pide a la Policía y a la Guardia Civil que se adopten "las medidas necesarias" que impidan su celebración

Por ello, destaca, "corresponde a los convocantes -Olano y Larrinaga- eliminar todo este tipo de incidencias e ilegalidades que sugieren, más que una voluntad real de defensa de los fines que pretenden con la movilización, una estrategia de confrontación con el Estado".

Además destaca que han aparecido en Bilbao carteles con la fotografía de la responsable de SEGI Olatz Carro, condenada la pasada semana por el Supremo por un delito de pertenencia a banda terrorista, en los que se llama a participar en la movilización de hoy y que están firmado por Askatasuna.

Prevención de incidentes

Para garantizar que se cumpla lo dispuesto en este auto, Garzón ha comunicado a la Consejería de Interior del Gobierno Vasco, a la Delegación del Gobierno de Navarra, a la Policía y a la Guardia Civil que las movilizaciones en las "se tenga constancia de que la convocante es Askatasuna" son ilegales, por lo que pide que se adopten "las medidas necesarias" que impidan su celebración.

También ordena a la Ertzaintza que informe a la Consejería de Interior sobre "la prevención de incidentes y persecución de aquellas personas que quebrantasen esta orden".

Además, pide a la Delegación del Gobierno de Navarra, Policía y Guardia Civil que "requieran a los convocantes, como responsables" de ese llamamiento "para que se abstengan de instar dichas movilizaciones, advirtiéndoles de la responsabilidad penal en la que pueden incurrir por los daños y desperfectos" que puedan producirse como inductores de los mismos.