La Fiscalía pide para los dos empresarios M. R. L. y M. A. S. M. siete años de prisión y una multa de 10.800 euros para cada uno. Además, solicita para C. R. L., hermano de uno de los empresarios, y para L. A. P. M., arquitecto de la obra, cuatro años de cárcel. La Fiscalía dice que cuando el trabajador cayó al vacío, el 14 de febrero de 2005 en una obra de Maracena, no había medidas de seguridad e intentaron tapar el accidente.