Bajo este lema saldrán mañana a la calle varias decenas de trabajadores del centro sanitario, que se manifestarán a partir de las nueve de la mañana.

La manifestación partirá del Canalejo e irá hasta el Materno por la avenida de A Pasaxe, lo que podría provocar retenciones en esta vía, una de los principales accesos a la ciudad.

Aunque los organizadores, la Comisión de Centro Especializada, confían en entorpecer lo menos posible el tráfico, no descartan tener que cortar un carril, tanto en el recorrido hacia el Materno como en la vuelta al Canalejo.

Al margen de los problemas circulatorios, los que preocupan a los trabajadores del complejo hospitalario se centran en la falta de recursos personales y materiales.

«Entendemos que los ciudadanos no tienen la sanidad garantizada», explicó ayer Mercedes Vázquez, presidenta de la junta de personal, que demanda que se creen mesas de diálogo.