Unos 922 trabajadores recibieron esta semana en sus domicilios una carta en la que el director de la cadena autonómica les explica "directamente" los motivos por los cuales no se levantará el expediente abierto a cuatro representantes sindicales, según Cadena Ser.

Los trabajadores que recibieron la carta habían exigido que se levantara esa medida a través de un petitorio.

Esto recuerda la época franquista cuando te mandaban a casa cartas (...) es el viejo sé dónde trabajas y sé dónde vives

En la carta, el director dice que, como entre las firmas que pedían la retirada de los expedientes disciplinarios "se encuentra la suya, considero necesario dirigirme directamente a usted para comunicarle las razones por las cuales esta Dirección no puede acceder a una petición tan conminatoria", según citas de la emisora.

Según el comité de empresa de Telemadrid, esta misiva es una amenaza.

Según Juan Carlos Arrieta, representante de CCOO, estos métodos recuerdan "a la época franquista cuando te mandaban a casa cartas. Es una intimidación, es el viejo sé dónde trabajas y sé dónde vives".

Por su parte, la dirección de la empresa envió a la emisora radial un comunicado que niega las acusaciones "de amenaza o intimidación a los firmantes", y acusa a los sindicatos de practicar "un nuevo ejercicio de manipulación".