Escuela de Celadores
Una imagen de la escuela de celadores de Telefónica. (Ramón Claret) RAMÓN CLARET/TELEFONICA

Sólo 15 meses después de que Graham Bell presentase su invento, sonó la primera llamada telefónica en España.

Fue entre Montjuïc y la Ciutadella, en 1877 y gracias a una línea telegráfica.

Hubo que esperar hasta 1924 para la instalación masiva del teléfono, que cambió el país y fue retratada por los mejores fotógrafos de la época por encargo de Telefónica.

Exposición en el Palau Moja

La compañía trae ahora al Palau Moja de Barcelona la exposición Transformacions. La Catalunya i l’Espanya dels anys vint als arxius fotogràfics de Telefónica, que muestra 120 instantáneas, 85 de las cuales son inéditas.

La plana mayor de los reporteros gráficos del momento, como Alfonso, Barberà Masip, Ramon Claret, Contreras Vila-Seca o Gaspar Marín, fue contratada para dejar testimonio de esta revolución tecnológica. Pero todos fueron más allá de su cometido y, afortunadamente, le dieron valor social y artístico a unas imágenes, que en principio sólo tenían sentido técnico.

Más de 90.000 visitantes

Telefonistas con el pelo cortado a lo garçon, carreteras nacionales de tierra y trabajadores haciendo equilibrismos sobre el tendido han sorprendido a las 90.000 personas que en Madrid y Valencia ya han visto esta exposición, inaugurada ayer por el president de la Generalitat, José Montilla, y el de Telefónica, César Alierta.

* Palau Moja (Portaferrissa, 1). Hasta el 25 de marzo. Entrada gratuita.