El ordenador portátil que vale 100 dólares costará 50 en 2010
El portátil es de plástico y verde, para atraer a los niños. (Soledad Amatriain)
Comenzará a comercializarse, sólo en países en vías de desarrollo, a finales de 2008 y costará alrededor de 100 dólares (77 euros). Se trata de un nuevo ordenador portátil destinado a los niños. Michail Bletsas, padre del proyecto, dio ayer una conferencia en la Universidad Politécnica de Valencia y explicó los detalles de la iniciativa a modo de aperitivo de la presentación mundial, mañana en Davos (Suiza).

Según comentó Bletsas, «a partir de julio, comenzará la fabricación en China. Hay entre cinco y diez millones de pedidos, procedentes de Brasil, Argentina, Uruguay, Tailandia, Nigeria, Libia y Ruanda». Además, con las mejoras que introducirán, «en 2010 podría costar unos 50 dólares».

Cada computadora tiene una memoria que equivaldría entre 600 megas y un giga. Su batería se puede cargar tirando varias veces de una cuerda, que activa un engranaje electrónico (como la dinamo de una bici). Con ellas, los menores podrán hacer cualquier tarea, navegar, ver películas, oír música...

Las claves de su bajo coste son varias: al venderse directamente a los Gobiernos, que las distribuirán, hay un ahorro del 15%. Además, la pantalla cuesta la tercera parte que las convencionales.

Dinos

... qué opinas del ordenador

Cuéntanoslo en...

E-mail: nosevendevalencia@20minutos.es

Correo: Xàtiva, 15, 4 A, 46002, Valencia

O en www.20minutos.es

La pataleta del magnate Bill Gates

El presidente de Microsoft, Bill Gates, no parece estar muy entusiasmado con la iniciativa del ordenador de los 100 dólares, a tenor de las declaraciones que hizo sobre estas computadoras criticando su pequeña pantalla y «escasa», a su juicio, capacidad de almacenamiento. En este sentido, Bletsas no quiso entrar en polémica ayer y se limitó a decir que «Gates hace un buen trabajo humanitario destinando recursos a necesidades básicas, pero él piensa que esto no es una necesidad básica, en cambio, nosotros sí creemos que lo es».