El presidente de Sortu y parlamentario de EH Bildu, Hasier Arraiz, ha señalado estar "perplejo por el revuelo mediático" que ha suscitado "el incidente" ocurrido en el Parlamento vasco cuando llamó "fascista" al representante del PP Borja Sémper y ha admitido que faltó "al decoro parlamentario" y asume "toda la responsabilidad de mis actos". No obstante, ha matizado que considera el decoro parlamentario "una cuestión secundaria".

En un artículo publicado en Gara, recogido por Europa Press, arraiz ha subrayado que no tiene "personalmente nada" en contra de Sémper, aunque ha criticado que éste aseverase en sede parlamentaria que "ETA no ha decidido abandonar las armas, sino que ha sido derrotada militarmente y que, asimismo, ahora el Estado de Derecho va a derrotar las ideas de ETA (señalando a la bancada de EH Bildu)".

Ante el "revuelo mediático" suscitado por lo ocurrido, ha indicado que no tiene "personalmente nada en contra del señor Sémper" y que se dirigió a él en su calidad de representante político del Partido Popular.

Arraiz ha admitido que faltó al decoro parlamentario y, "como no puede ser de otro modo", asume "toda la responsabilidad" de sus actos.

"Quiero dejar de lado las disputas de patio de colegio sobre quién insulta más a quién y qué es o deja de ser un insulto en sede parlamentaria para intentar adentrarme en el fondo de la cuestión, que lo tiene más de lo que parece", ha añadido.

Arraiz ha señalado, no obstante, que considera que el decoro parlamentario es "una cuestión secundaria" cuando un representante político del partido que gobierna en Madrid "asevera en sede parlamentaria, con luz y taquígrafos, que 'ETA no ha decidido abandonar las armas, sino que ha sido derrotada militarmente y que, asimismo, ahora el Estado de Derecho va a derrotar las ideas de ETA (señalando la bancada de EH Bildu)'".

El dirigente de Sortu ha recordado que esa misma semana la Guardia Civil había detenido a 18 "activistas pro-derechos humanos" de las personas presas y un "juzgado de excepción" como es la Audiencia Nacional había decidido suspender por dos años la actividad de un movimiento popular como Herrira. En sentido, ha subraydo que les quedó "muy clara cuál es la derrota de nuestras ideas que busca el señor Sémper y sus compañeros del Partido Popular".

"Lo que no son capaces de ganar en las urnas, mediante la libre adhesión popular, lo pretenden ganar con jueces y policías, deteniendo e ilegalizando al adversario político. Ésa es una actitud totalitaria y fascista. No se merece otro calificativo".

Arraiz ha afirmado que "los señores del Partido Popular, en esto siempre respaldados por los del PSOE, se reafirman día a día en su posición de dar la espalda a la democracia con actitudes cada vez más totalitarias".

A su juicio, el posicionamiento de ambos partidos políticos en el Congreso de los Diputados sobre el derecho de las naciones sin Estado a decidir libre y democráticamente su futuro, "es suficientemente explícito". "En esto sí que hay un auténtico Pacto de Estado y en ese Pacto no hay agenda democrática para Euskal Herria", ha añadido.

Arraiz ha manifestado que el Estado español "no tiene respuestas democráticas para las demandas de Euskal Herria y el resto de naciones sin Estado como también estamos viendo en Cataluña".

"Tanto el PP como el PSOE no reconocen a los vascos su legítimo derecho a decidir, ésa sí que es una actitud excluyente y en absoluto democrática. Porque democracia, señores del PP y el PSOE, no es solo poder votar cada cierto tiempo, democracia es, ante todo, el respeto a todos los derechos -tanto individuales como colectivos- de todas las personas", ha apuntado.

El presidente de Sortu ha asegurado que, en este nuevo escenario,

cuando han transcurrido casi dos años desde que ETA tomó la decisión "histórica" de dar por terminada su actividad armada, "algunos -los que respaldan políticamente la actuación policial y judicial contra Herrira- quieren que volvamos atrás, a escenarios del pasado".

En este sentido, ha afirmado que "no lo van a conseguir" porque el pueblo vasco ha manifestado, "de forma irrevocable, su voluntad de construir entre diferentes un escenario de paz integral y verdadera convivencia democrática".

"Pero que no piensen por un momento siquiera que nos vamos a quedar callados ante cada vulneración de derechos que todavía hoy seguimos sufriendo, ni en la calle, ni en sede parlamentaria", ha advertido.

Según ha manifestado, la izquierda abertzale "quiere y está trabajando día a día" por un escenario de paz y democracia para Euskal Herria, "un escenario de no-violencia, ninguna violencia, pero también un escenario político sin imposiciones de ningún tipo, donde todos los proyectos políticos, también el independentista, pueda ser debatido, decidido y realizado en igualdad de condiciones que el resto".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.