La empresa malagueña Elefun ha creado un método de aprendizaje que potencia el desarrollo intelectual de los niños, a través de la práctica de operaciones matemáticas básicas, utilizando para ello el ábaco japonés —Sorobán— y otras actividades mentales.

Este proyecto tiene como objetivo fundamental acercar las matemáticas a los niños de entre seis y 14 años a través del cálculo mental, que se imparte tanto en inglés como en español, en un ambiente de juego, pero siempre adaptándose a las peticiones de los centros educativos donde se imparte y al nivel del alumnado.

Los creadores de Elefun son José Luis Pérez y Carmen Gómez, ingeniero técnico con un máster en Educación y aparejadora, respectivamente. La idea surgió tras ver el primero un documental sobre el sistema educativo oriental, de ahí que empezara a investigar, sorprendiéndose de los resultados en los menores.

Hace año y medio comenzó a gestarse esta empresa malagueña, la única de España, según ha indicado Pérez a Europa Press, que desarrolla esta metodología puesto que sí hay firmas de fuera del país, en formato franquicia, que imparten sistemas similares, aunque con un coste "muy elevado".

"Nosotros queríamos quitar el carácter elitista", ha señalado, al tiempo que ha añadido que Elefun desea llegar al mayor número de estudiantes. Actualmente, su método se imparte en cinco centros educativos de Málaga: Nuestra Señora de la Victoria-Hermanos Maristas; San Juan de Dios-La Goleta; Principia Centro de Estudios y Formación; Go Speak, en el centro comercial de Rincón de la Victoria, y también el colegio García Lorca. Además de estar en conversaciones para implantarlo a otros.

Mejora de la atención,

La concentración y el desarrollo mental

"Este método no es para hacer cuentas más rápido, sino que mejora la atención, la concentración y favorece el desarrollo mental", ha aclarado. Así, el trabajo incide en el desarrollo del hemisferio derecho del cerebro, que es el menos utilizado en el sistema educativo actual.

Los beneficios más destacados en los alumnos son la mejora en la agilidad aritmética, en la capacidad de concentración y en la de atención, en la memorización visual, en el razonamiento lógico, en la deducción basada en la observación, así como en la coordinación de la psicomotricidad dactilar.

El uso del hemisferio derecho potencia la percepción espacial, el movimiento, la innovación, la intuición, la creatividad y el arte. Con este sistema se fortalece la autoconfianza del menor, la psicomotricidad dactilar, se intensifica el razonamiento múltiple, etcétera.

Aunque la acogida está siendo buena, uno de los creadores de Elefun ha admitido que la situación económica general no es la mejor. No obstante, en el caso de Maristas ya hay 26 alumnos a los que se está impartiendo. De este modo, además de Pérez y Gómez se contrata a profesores en función del número de horas que quiera cada centro y del total de alumnos.

Actualmente, Elefun está en plena expansión en Málaga, aunque la pretensión de sus fundadores es abrir centros en otras provincias, pero siempre de forma directa y no como franquicia, ya que de ese modo se elevan los precios y es algo que no persiguen, ha sostenido Pérez.

Compromiso social

Pérez ha informado también de que la empresa tiene un compromiso social y por ello han puesto en marcha la campaña 'Ningún niño sin enseñanza', en la que se comprometen a donar el 0,7 por ciento del importe total ingresado por los alumnos de cada centro.

Además, esa donación se deja en manos de cada uno de los centros educativos en los que se imparta este proyecto, destinándose a la ONG o a la agrupación social que consideren con el único requisito de que esté relacionada con la educación.

Consulta aquí más noticias de Málaga.