El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha asegurado este martes que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2014 demuestran que el Ejecutivo de Mariano Rajoy "da la espalda a Canarias" y que el ministro canario de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, "o mira para otro lado o no hace nada porque no tiene peso" en la toma decisiones de su Gobierno.

"El PP da la espalda a los canarios. Un PP incapaz de gestionar la economía del Estado en tiempos de crisis, que incrementa día a día su déficit y recorta semana a semana derechos fundamentales. Un PP que golpea con estos Presupuestos la cohesión social y territorial", testimonia el presidente canario en un artículo de su blog, recogido por Europa Press.

Para Rivero, los presupuestos "confirman que, lamentable e injustificadamente, el Gobierno de Rajoy ni atiende ni entiende las necesidades y demandas de los canarios" pese a que el Ejecutivo autonómico ha "tendido y tendemos la mano para trabajar conjuntamente con el Gobierno del Estado, con el Ejecutivo del PP". "Nuestra voluntad de colaboración ha sido y es firme. Nuestra lealtad es inalterable. De ahí que no se entienda el desentendimiento al que he aludido", considera.

"El PP aleja a Canarias de España con estos Presupuestos que son, y ahí están los datos, los peores de la historia. En Canarias trabajamos para igualar las oportunidades de los canarios a las de quienes viven en la Península, pero inexplicablemente desde Madrid se actúa en la dirección contraria", ha defendido.

El presidente canario ha criticado también la labor de PP canario que "sin peso alguno en Génova, careciendo de influencia dedica sus escasas energías a enturbiar las relaciones Canarias-Estado". "El trato que reciben las Islas en estos presupuestos es inadmisible. No sólo incide en la línea de las últimas cuentas estatales —en la escasa sensibilidad hacia uno de los territorios más golpeados por la crisis, o en el nulo reconocimiento al esfuerzo realizado para el cumplimiento de los objetivos de déficit y endeudamiento, entre otros— sino que lo agravan aun más, recortando sobre el recorte", ha insistido.

Rivero considera que "estos PGE alimentan fracturas sociales y golpean la cohesión territorial del Estado". "La unanimidad de la prensa en Canarias a la hora de analizar la repercusión de estos PGE en el Archipiélago demuestra que el malestar en las Islas no responde a estrategias políticas sino al análisis y a la inquietud del conjunto de la sociedad —que tiene un fiel reflejo en todos los medios de comunicación—", ha razonado.

"Ayer dije, en una primera valoración de urgencia, que estos presupuestos eran los peores de la historia para las Islas y que maltratan a los canarios. Hoy, una vez conocido el detalle, me reafirmo en lo dicho. Porque no de otra forma se pueden valorar unas cuentas que suman nuevos recortes en inversión, políticas de empleo y gasto social", aseveró.

Por último, ha sostenido que "Canarias seguirá gestionando sus recursos, los pocos recursos del Estado, con la misma solvencia que hasta la fecha: cumpliendo a rajatabla con los objetivos de déficit y endeudamiento, apostando por el trabajo —con la previsión de que a finales de este año ya se esté creando y no destruyendo empleo— y por los servicios esenciales".