El consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Antonio Silván, ha destacado que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2014 y su repercusión en la Comunidad responde a unas cuentas "realistas" pero ha reconocido que las mismas podrían ser mucho mejores, aunque acto seguido ha advertido de que en este último caso se correría el riesgo de vender "nubes de humo".

Silván, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha incidido en que la actual situación económica del país ha llevado a que en los presupuestos para el próximo ejercicio las inversiones queden postergadas a un "segundo plano" en favor de unas cuentas eminentemente sociales, "y ahí están las pensiones y las prestaciones por desempleo".

Sin embargo, el consejero incide en que Castilla y León contará con inversiones importantes en materia de infraestructuras, tanto ferroviarias como en autovías, que no contarán con la celeridad deseada debido al ritmo que marca la actual coyuntura económica.

En este último sentido, Silván destaca que el corredor del Duero sigue siendo prioritario para Castilla y León, como atestigua "la partida importante" recogida para la ejecución de obra en la variante de Aranda y para la redacción de proyectos en el resto de los tramos", además de la Benavente-Zamora, que contará con ejecución de obra en 2014, o la autovía León-Valladolid, "que se manifiesta en ese tramo de 15 kilómetros hoy inaugurado hasta Villanubla, que sitúa más cerca a ambas capitales en distancia y tiempo y que sigue siendo un eje prioritario para la Junta y para el Gobierno central".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.