El presidente del EBB, Andoni Ortuzar, ha pedido al Gobierno de Mariano Rajoy que "mueva muchas cosas en política penitenciaria" y a ETA que se desarme y disuelva porque se está en "una partida de ajedrez condenada a tablas infinitas". Además, cree que "ese conglomerado que se mueve alrededor de la izquierda abertzale no es ETA", e insiste en que la operación contra Herrira es "un retroceso".

En una entrevista concedida a la Cadena SER, recogida por Europa Press, Ortuzar ha manifestado que habrá que ver "con muchísima atención cuáles son los indicios y la actividades supuestamente ilícitas" de las que se acusa a Herrira.

"Pero, si hiciéramos una valoración, un análisis estrictamente político y social de las consecuencias de esta acción y la situáramos en el eje de avance o retroceso hacia el proceso de paz y la construcción de la convivencia en Euskadi, esta operación es un retroceso", ha indicado.

A su juicio, se trata de una operación que nace "de un principio viciado con el que se ha funcionado demasiados años por el cual todo lo que se mueve alrededor de la izquierda abertzale es ETA, y como tal, está asimilado a una organización terrorista".

"Nosotros no lo vemos así. Uno podrá compartir o discutir y discrepar con las estrategias y acciones de todo ese conglomerado, de esa pequeña constelación que se mueve alrededor de la izquierda abertzale, pero no vemos que eso sea ETA", ha añadido.

En este sentido, ha precisado que "porque alguien, guste o no guste, a cualquier otro partido, se dedique a hacer bienvenidas a presos que ya han cumplido sus condenas o se dedique a dar cariño a presos que están condenados, no es un delito".

"Podrá moral o éticamente parecernos una cosa o la otra, pero, de ahí a ser un delito, de ahí a que eso sea ser ETA; creemos que no", ha apuntado.

Por ello, ha indicado que el PNV ha pedido al Gobierno "que haga una política menos mediática, pero más inteligente y que ayude e mirar al futuro y a consolidar la paz, y traer la convivencia a Euskadi".

Andoni Ortuzar se ha referido a los incidentes que se produjeron este lunes en las concentraciones en protesta por las 18 detenciones de miembros de Herrira, y ha destacado que éstos "tienen más que ver con el pasado de Euskadi que con el futuro" que se pretende construir. "Y, además, la izquierda abertzale, en estos casos, es muy hábil haciendo victimismo de todos estos procesos", ha manifestado.

En su opinión, una política "más inteligente" sería abordar una política penitenciaria distinta porque, con el Código Penal hoy vigente, "gran parte de los presos de ETA tendrían un camino de solución a sus penas, respetuoso con la Ley, pero, al mismo tiempo, les permitiría tener un horizonte de excarcelación cuando la Ley lo diga, pero sin el castigo, sin la excepcionalidad, sin que se les aplique la normativa extraordinaria en vigor, la llamada 'doctrina Parot'".

ESTRASBURGO

Por ello, espera que el Tribunal de Estrasburgo "eche por tierra los fundamentos jurídicos de esa política". "Nosotros creemos que el Gobierno del Estado puede mover muchas cosas en la política penitenciaria que contribuirían a la distensión de nuestro país, muchas cosas que también habría que hacer en paralelo con otros movimientos y gestos de la propia izquierda abertzale, desde luego, de la organización ETA".

Preguntado a qué espera ETA para desarmarse y disolverse, ha precisado que esto es "una pescadilla que se muerde la cola porque ETA espera a que se mueva el Gobierno Rajoy, y como el Gobierno no se mueve, no se mueve ETA, y entonces, el Gobierno tampoco se mueve". "Es una partida de ajedrez, parece, condenada a unas tablas infinitas y es un error por ambas partes", ha añadido.

A su entender, "todo esto empezó mal cuando ETA hizo un comunicado absolutamente rechazable y negativo en el que venía a blanquear su lucha a lo largo de estos años y a decir que el camino había merecido la pena".

"Hablaba de lo que no tenía que hablar, que es del futuro de Euskadi, y no decía lo que tiene que decir, que es cuando va a entregar las armas y cómo va a ir procediendo a su desmantelamiento y su desaparición", ha señalado.

En esta línea, ha apuntado que esta operación "es más mirar al pasado que a un futuro en paz y convivencia para nuestro país". "Yo sé que esto puede sonar del Ebro para abajo duro o costará entenderlo, pero es como lo vivimos el 99,9 por ciento de la sociedad vasca", ha añadido.

Ortuzar ha manifestado que los mediadores internacionales "están esperando a que alguien les asigne un papel y yo creo que, ahora, la única que puede asignarle ese papel es ETA". "Podrían ser un instrumento muy válido para verificar, por ejemplo, el desarme de ETA", ha indicado.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.