Emprendedores
Un grupo de emprendedores reunidos GTRES

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este sábado la Ley de Emprendedores, aprobada definitivamente el pasado 19 de septiembre, que exime a éstos de responder con la vivienda habitual por las deudas contraídas por su actividad empresarial, siempre que el valor del inmueble no supere los 300.000 euros. 

En su paso por el Congreso, la ley incorporó 30 nuevas enmiendas al texto inicialmente aprobado por el Consejo de Ministros, contando con el voto favorable de PP, PNV y CiU, la abstención de UPyD y el voto en contra de PSOE, Izquierda Plural y ERC.

La Ley de Emprendedores incluye una 'tarifa plana' de 50 euros −en lugar de los, como mínimo, 250 euros− a todos los nuevos autónomos, con independencia de su edad, y no sólo a los menores de 30 años, como establecía la norma en un principio.

Se elimina el tope de edad a la hora de acceder a la bonificación del 80% en la cuota de autónomos a la Seguridad Social A partir de 2014, los emprendedores podrán hacer frente al IVA cuando cobre las facturas, en otro de los grandes cambios establecidos por la ley. Además, se elimina el tope de edad a la hora de acceder a la bonificación del 80% en la cuota de autónomos a la Seguridad Social durante los seis primeros meses, y del 50% durante el siguiente semestre.

Otras de las novedades es que se amplían las reducciones y bonificaciones de cuotas a la Seguridad Social para las personas con discapacidad que se establezcan como trabajadores por cuenta propia o que se facilita que las empresas se beneficien de los incentivos fiscales por reinversión de beneficios.

El apartado de las ayudas fiscales también afecta positivamente a los inversores o 'business angel', que ven ampliada la base máxima de deducción en el IRPF de 20.000 euros a 50.000 euros con la finalidad de canalizar una mayor cantidad de recursos privados hacia las empresas de nueva o reciente creación.