La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, ha asegurado que Málaga contará "con los efectivos necesarios" para garantizar la seguridad en el campo. Así, ha manifestado que habrá reuniones con los agricultores para informarles del Plan Roca y su aplicación en la provincia malagueña.

Este plan, presentado esta semana por el Ejecutivo central, se ha elaborado teniendo en cuenta el plan de choque puesto en marcha por la Guardia Civil en 2011 contra el incremento de los robos en el campo.

"El plan, vigente para todo el territorio nacional, se aplicará en cada provincia española de acuerdo con sus necesidades y particularidades", ha asegurado, y ha añadido que "afortunadamente, Málaga no se encuentra entre las 15 provincias españolas más afectadas por los robos".

Ha asegurado, a través de un comunicado, que la lucha contra los robos en el campo "es una prioridad para el Gobierno, especialmente para Andalucía, donde la agricultura es un motor económico de primer orden".

Crespo ha pedido que se "reconozca el esfuerzo" realizado para la elaboración de este plan, en la que han trabajado conjuntamente el Ministerio del Interior y el de Agricultura, Pesca y Alimentación, manteniendo contactos con el sector y atendiendo y recogiendo gran parte de sus propuestas, ha indicado.

El Plan Roca, ha continuado, "se suma a otra serie de medidas" del Ejecutivo atendiendo a la demanda de las organizaciones agrarias, entre ellas, "el endurecimiento del reproche penal de estos ilícitos". "A partir de ahora, los robos en el campo se considerarán como un tipo penal agravado", ha recordado, después de que el pasado 20 de septiembre el Consejo de Ministros diera luz verde al Proyecto de Ley de reforma del Código Penal "que dará respuesta a las nuevas formas de delincuencia, a la multirreincidencia y a los delitos más graves".

En este proyecto se considera que existe un delito de hurto, independientemente de la cuantía sustraída, cuando se produzcan ciertas circunstancias, entre ellas los robos cometidos en explotaciones agrícolas o ganaderas que causen perjuicios graves, han recordado desde la Delegación del Gobierno de Andalucía.

Dentro del Plan Roca, ha continuado, se impulsará el uso de la "denuncia electrónica" de la Guardia Civil para informar de manera inmediata de la comisión de un robo en el campo. También habrá una mejora de la colaboración y comunicación con los distintos colectivos y asociaciones agrarias y ganaderas.

Además, según ha explicado la delegada, se desarrollará, con la ayuda de estas organizaciones, "un verdadero mapa de cultivos y sistemas de geolocalización de las fincas" e, igualmente, la Guardia Civil "activará operaciones de alta intensidad durante determinados periodos del año que se consideran críticos".

Insta a los agricultores a denunciar los robos

Crespo ha incidido en la importancia de que los agricultores y ganaderos denuncien los robos sufridos en sus explotaciones, algo "fundamental para iniciar las averiguaciones y mejorar el seguimiento estadístico de los robos".

Además, se impulsarán convenios con los ayuntamientos para que la Policía Local colabore en la detección de venta de material robado. La Guardia Civil ya realiza en diferentes provincias campañas específicas de controles en los puntos de venta de chatarra y material agrícola de segunda mano.

La delegada del Gobierno en Andalucía ha anunciado la creación de una comisión de trabajo mensual compuesta por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y las organizaciones agrarias "para analizar los resultados de las medidas adoptadas".

Consulta aquí más noticias de Málaga.