Los abogados de la madre y del padre de la niña hallada muerta en una pista forestal en Teo, cerca de Santiago, han renunciado a la defensa de los dos detenidos, para los que se ha decretado su ingreso en prisión sin fianza, por motivos "estrictamente técnicos".

Aunque ambos han estado presentes en el interrogatorio que se ha prolongado durante varias horas en la mañana de este viernes, el abogado de Alfonso B., Roberto Goris, ha explicado que "no asistió" al detenido, y ha abundado en que se trata de cuestiones "estrictamente técnicas", al no ser especialista penalista.

También el letrado que acompañó a la madre de la menor, Juan Guillán, se ha desvinculado de la defensa de Rosario P. O., con cuyo padre tenía una relación de amistad.

Tanto Guillán como Goris, aunque ahora no pertenecen al mismo despacho de abogados, compartieron bufete en Santiago de Compostela.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.