La Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) considera que una subida de la base máxima de cotización "incrementa los costes laborales y es negativo para el empleo y la competitividad" y también cree que la decisión "es negativa para la negociación colectiva", tras lo que apunta que esta medida del Gobierno "contradice los objetivos de la reforma laboral".

Fuentes de la CEA han indicado a Europa Press que ante el anuncio de la ministra de Trabajo de subir la base máxima de cotización a la Seguridad Social con el fin de incrementar los ingresos del sistema, la CEA cree que esta medida, de llevarse a cabo en un cinco por ciento, igual que el pasado año, "supondrá un considerable incremento de los costes laborales que se podría cifrar en torno a 400 millones de euros al año —lo que la empresa aporta por cada empleado— en el conjunto de empresas que cotizan por la base máxima de sus trabajadores, que pasaría de la actual de 3.425,70 euros a 3.597 euros".

Los empresarios andaluces consideran que "cualquier medida que suponga incrementar los costes laborales de las empresas es evidente que tiene una repercusión negativa sobre el empleo, y puede provocar un efecto contradictorio con los objetivos perseguidos en la reforma laboral aprobada el pasado año 2012, que estaba empezando ya de manera incipiente a dar algunos frutos positivos en el mercado laboral".

Asimismo, advierte de que la implantación de esta medida "puede dar al traste con el esfuerzo que empresarios y trabajadores están haciendo a través de la negociación colectiva en ajustar los costes salariales en consonancia con la situación económica actual, como pone de manifiesto el incremento salarial medio pactado en los convenios colectivos firmado en 2013, que se sitúa en el 0,2 por ciento".

Cree que igualmente "podría contrarrestar los efectos que las medidas de flexibilidad interna en el marco de la nueva legislación laboral se están acordando en el terreno de la negociación colectiva". Así, ha recordado que "por ejemplo, en materia de inaplicación de convenios, en Andalucía se han producido unos 400 acuerdos de descuelgue que han favorecido a cerca de 10.000 trabajadores, que han podido mantener su puesto de trabajo a cambio de ajustar sus condiciones laborales a la situación real de las empresas".

Por tanto, la CEA estima que plantear medidas de este tipo "puede ser contraproducente para reactivar el mercado de trabajo en un momento en el que los indicadores macroeconómicos y las previsiones de crecimiento para 2014 apuntan de manera positiva".

Las organizaciones empresariales siguen apostando por "continuar la línea reformista en el ámbito de las relaciones laborales", estando pendiente de abordar la cuestión de las modalidades de contratación en donde se requiere llevar a cabo una racionalización de las opciones actuales de contratación, "clarificando el mapa actual de los modelos de contratos, pero sin caer en un debate estéril del contrato único".

En este aspecto, la CEA considera que "el mapa de la contratación debe estructurarse en base a la realidad de nuestra economía y nuestro sistema productivo, por lo que se trata de confeccionar un esquema de modelos de contratos simples y racional que puedan dar respuesta suficiente a las necesidades de contratación de las empresas en función de las circunstancias de los mercados y el escenario en que se desenvuelve la actividad empresarial".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.