Los órganos judiciales de la Comunitat Valenciana —juzgados de Violencia, de lo Penal y Audiencias Provinciales— dictaron en el primer semestre de 2013 un total de 2.136 sentencias condenatorias en casos de violencia de género, lo que representa un 69,2 por ciento del total de las resoluciones examinadas, según los datos facilitados este viernes por la presidenta del Observatorio de Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Inmaculada Montalbán.

Montalbán se ha pronunciado de esta forma en declaraciones a los medios de comunicación momentos antes de impartir una conferencia en el I Encuentro de Abogados de Violencia de Género, organizado por el Ilustre Colegio Oficial de Abogados de Valencia (Icav).

Asimismo, Montalbán ha indicado que en el mismo periodo de tiempo, es decir, en el primer semestre de 2013, se registraron en la autonomía valenciana un total de 8.410 denuncias por casos de violencia de género, lo que representa un 4,5 por ciento menos que las registradas en el primer semestre de 2012. También ha puntualizado que a pesar de este descenso global, en el segundo trimestre si que hubo un "pequeño" repunte, cuando se registraron 4.313 denuncias, un 5,4 por ciento más que en el mismo periodo de 2012.

Además, ha destacado que la Comunitat es la tercera autonomía en número de denuncias por tasa de 10.000 mujeres. En concreto, en el segundo trimestre de 2013 la tasa es de 16,8, por detrás de Canarias y Baleares, ha detallado Montalbán.

En general, sobre la disminución del 4,5 por ciento en el primer semestre, ha comentado que "ha habido una bajada, y esto nos lleva a reflexionar que sigue la tendencia a la baja, y que es necesario reactivar los mensajes de sensibilización y de apoyo a las mujeres para que acudan a las instituciones a presentar sus denuncias".

Al respecto, preguntada por si opina que este descenso generalizado supone que han bajado el número de casos, ha comentado que querría pensar que es así, pero ha puntualizado que, atendiendo a que la mayoría de las mujeres que mueren a manos de sus parejas no habían denunciado, y a que la muerte no es algo repentino, "tenemos que creer que todavía hay una bolsa oculta de violencia y que hay que seguir trabajando para que ésta aflore".

La bajada de las denuncias se ha identificado, según ha explicado, con el momento de eclosión de la crisis económica, concretamente, en 2008, "y no es que sea la causa fundamental, pero es un factor que coadyuda a que haya menos denuncias", ha detallado. A su juicio, "la dependencia económica de la mujer siempre ha influido en no dar el paso para denunciar, a no denunciar por miedo a qué pasará con sus hijos, a no tener dinero para comprar comida o pagar el alquiler".

Junto a ello, ha señalado que "no hay que olvidar" que también en el entorno mediático, las mujeres escuchan mensajes de recortes sociales asistenciales, "y esto les afecta y les da incertidumbre en pensar qué pasará con ellas". Frente a esta idea, Montalbán ha insistido en transmitir la idea de que las instituciones "están preparadas", de que hay personal formado y organizaciones especializadas, para que las mujeres que quieran denunciar, así lo hagan.

Endurecimiento de penas

Por otro lado, preguntada por si comparte la opinión de la delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Blanca Hernández, de endurecer las penas por delitos de violencia de género, ha indicado que considera que actualmente existe un arsenal punitivo "adecuado", por lo que no entiende que se deban elevar las penas.

A su entender, lo que es "importante" es que se vayan incrementando y mejorando los mecanismos de actuación: "a las leyes hay que darles un tiempo para que se desarrollen, hay que ver su incidencia y eficacia. Estamos ante un problema fundamentalmente preventivo", ha aseverado.

En esta línea, ha señalado que se intenta mejorar la respuesta en este tipo de casos, pero ha indicado que no hay que olvidar que abogados y policías ya intervienen cuando ya se ha producido la violencia. Así, estima que "es hora de mirar al antes, al ámbito preventivo, porque ahí queda pendiente una actuación en profundidad. Hay que educar, trabajar en la resolución pacífica de conflictos y en valores de igualdad a través de la educación", ha agregado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.