Un 60 por ciento de las industrias vascas sufrirán un incremento superior al 20 por ciento, hasta final de año, en su factura de peajes de acceso eléctrico tras la reforma impulsada por el Gobierno central, según un estudio realizado por el Ejecutivo vasco, que se reunirá la próxima semana con las principales asociaciones del sector para analizar medidas que permitan "minimizar" estos efectos y mejorar la competitividad.

El informe del Ente Vasco de la Energía ha sido elaborado en función de los datos recopilados entre 250 empresas, la mayoría pymes, ante la "avalancha" de consultas recibidas con motivo de la aplicación de la orden de revisión de tarifas de acceso que entró en vigor el pasado 3 de agosto, en el marco del proyecto de reforma del sector eléctrico, y que las empresas han comenzado a notar al recibir en septiembre sus facturas.

En palabras del director vasco de Energía, Javier Zarraonandia, el Gobierno vasco mantiene una "gran preocupación" por el impacto que va a provocar en la industria vasca la reforma diseñada por el Ministerio de Industria y Energía con el objetivo de reducir el denominado 'déficit de tarifa'.

En este sentido, ha advertido de que la industria de Euskadi "ya venía de una situación discriminatoria" teniendo en cuenta las características de conexión en esta comunidad autónoma, que hacen que la mayoría de las empresas utilicen una tarifa industrial de acceso, la 6.1, que supone "un sobrecosto" del 74 por ciento con respecto a compañías de otras zonas del Estado.

Según los datos aportados por el Gobierno vasco y el Ente Vasco de la Energía, esta situación se puede cuantificar en un coste "extra" de en torno a 80 ó 100 millones de euros.

A este coste añadido, se suma ahora el impacto en la factura de peajes tarifarios, que suponen aproximadamente la mitad de la factura energética industrial, de las modificaciones aplicadas en el marco de la reforma de la legislación del sector eléctrico. El pasado mes de agosto fue aprobada y entró en vigor la orden de revisión de tarifas de acceso.

En función del informe realizado por el Gobierno vasco, un 87 por ciento de las empresas tendrá un incremento de la factura de peajes superior a la media prevista por el Ministerio, del 7,5 por ciento, en el periodo comprendido entre agosto y diciembre, y en relación con el mismo periodo de 2012.

En concreto, se estima que alrededor de un 60 por ciento de las industrias podrían sufrir un "efecto demoledor" al registrar un aumento superior al 20 por ciento en este concepto hasta final de año.

Lastra la competitividad

Desde el Ejecutivo autonómico han alertado de que un incremento "tan importante" de los peajes de acceso en las empresas "lastra la competitividad". En este sentido, el director vasco de Energía ha alertado de que la reforma planteada por el Ministerio va "en sentido contrario" a la necesaria mejora de la competitividad en el actual contexto de crisis económica y el "agotamiento" que sufren las empresas.

Asimismo, el Gobierno de Euskadi ha advertido de que la situación se puede ver "acentuada" por otras propuestas regulatorias en el sector. En esta línea, se considera que la revisión de los periodos tarifarios planteada tendría un impacto estructural adicional en los nuevos peajes de acceso, por lo que, según los expertos del EVE, sería preciso que, en cualquier caso, las empresas dispusieran de tiempo suficiente para adaptar sus procesos productivos.

La reforma regulatoria también está incidiendo en la viabilidad de la cogeneración industrial, de "gran implantación" en Euskadi y con "gran integración" en los procesos productivos, han explicado. Entre otros factores, estas empresas se ven afectadas por la moratoria en el Renove de instalaciones o los impuestos energéticos de gas y electricidad.

Del mismo modo, han alertado de que las pymes tendrán "escasas posibilidades de participación" en el sistema propuesto para el nuevo servicio de interrumpibilidad eléctrica para las empresas con "gestión de la demanda en formato competitivo por parte de las empresas" y "alto nivel de exigencia para adherirse".

Reunión con el sector

Ante esta situación, el Gobierno vasco ha decidido convocar al Observatorio de Coyuntura Industrial, representado por clústers y asociaciones vascas, para analizar conjuntamente con el sector medidas de actuación a corto y medio plazo.

Está previsto que la reunión entre los representantes del Ejecutivo y de la industria vasca se lleve a cabo el próximo miércoles, con el objetivo de intentar "minimizar" el impacto de la reforma y mejorar "su posición y competitividad".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.