Desahucios
Un momento de una protesta convocada por la plataforma Stop Desahucios. Javier Cebollada / EFE

La tasa de morosidad hipotecaria de las familias está creciendo y eso anuncia serios problemas, dramas incluso en un futuro inmediato. La Asociación de Afectados por Embargos y Subastas (AFES) advierte de que 2015 puede acabar con más de medio millón de familias sin casa y con deuda. Y ello porque en 2014 la tasa de morosidad hipotecaria de las particulares puede superar el 6%.

Estas previsiones, asegura su presidente Carlos Baños, se basan en datos recabados del Banco de España, del Consejo General del Poder Judicial, la Asociación Española de Banca (AEB) y estimaciones propias. Desde que comenzó la crisis 150.000 familias han perdido su vivienda y en el 65% de los casos el paro ha sido la principal causa del impago de la hipoteca.

Solo el 5% de los afectados se pudo beneficiar de las reformas legislativasExplica AFES que en la actualidad hay un 5,1% de mora sobre más de seis millones de hipotecas concedidas, lo que se traduce en que más de 300.000 créditos hipotecarios de los particulares han dejado de ser pagados.

Para solucionar esta situación la asociación propone la mediación con la banca al objeto de conseguir la quita, es decir, una reducción de la deuda de esa hipoteca y la venta de la vivienda a terceros. Baños ha reconocido que a la banca "el concepto de la quita le da pavor" por lo que puede suponer de "efecto llamada" pero ha insistido en que la mediación con los bancos está la única solución del conflicto.

El presidente de AFES también alerta de cómo la mora hipotecaria "desmiembra a las familias". Así, explica que la mayoría de la gente que se divorcia deja de pagar la hipoteca y en los últimos cuatro años este porcentaje se ha incrementado del 6 al 26%.

Las familias que se divorcian y dejan de pagar la hipoteca han pasado del 6 al 26%Según relata Baños y recoge el informe, además del paro, uno de los mayores motivos de mora es el divorcio, ya que la separación obliga a que las familias tengan que soportar el gasto de dos viviendas, y en muchos casos son incapaces de afrontar esos costes.

Baños también ha dejado claro que la situación ha cambiado y si en 2009, al inicio de la crisis, el 80% de los afectados por la mora hipotecaria eran inmigrantes y el 20% españoles, en 2013 el porcentaje de españoles asciende al 60%. En los últimos años, según los datos recabados por AFES, las familias en las que todos sus miembros se ha quedado en paro se han duplicado y el porcentaje de familias sin ningún tipo de ayuda ha subido del 11 al 24%.

El informe también revela que, en 2013, el importe medio de la deuda se sitúa en 232.000 euros, cifra que ha ido incrementándose desde 2009 cuando era de 160.000 euros. En conjunto, la deuda hipotecaria que acumulan los seis millones de hogares españoles hipotecados asciende a 633.482 millones de euros, según los últimos datos del Banco de España.

El porcentaje de españoles afectados por la mora ha pasado del 2009 al 2013 del 20 al 60% No obstante, el informe recuerda que se trata de 26.388 millones menos que hace un año, debido a la caída en picado del número de hipotecas concedidas y al aumento sostenido de las cancelaciones.

Otra de las causas del impago, que recoge el informe, es el elevado porcentaje que las entidades financieras prestan sobre el valor de la tasación y que, en 2011, superó el 80%. En la actualidad, el volumen total de créditos morosos supera los 200.000 millones de euros, lo que supone una quinta parte del PIB español.

Con este panorama, el presidente de AFES ha recalcado que las reformas en la ley no han sido suficientes ya que sólo el 5% de los afectados se ha podido beneficiar de las nuevas reformas legislativas. La solución, ha opinado, pasa por "descargar a los afectados del nivel actual de deuda" dando paso a la quita y en aquellas personas que no tengan capacidad de acceso a una vivienda ofrecerles un alquiler social.