Encarcelada una madre en EEUU por no devolver a su hija al padre a pesar de que aquí tenía la custodia

  • Su hermana opina que una fianza de medio millón es una "salvajada".
  • María José Carrascosa se escondió de la Justicia de EEUU durante meses.
  • Una sentencia otorga la custodia de su hija al padre.
María José Carrascosa habla con su abogado durante una comparecencia en Nueva York.
María José Carrascosa habla con su abogado durante una comparecencia en Nueva York.
EFE

Victoria Carrascosa, hermana de la española encarcelada por un conflicto entre la justicia española y la estadounidense por la custodia de su hija, aseguró hoy que le parece una "salvajada" pedir una fianza de medio millón de dólares cuando María José, en su opinión, "no ha hecho nada".

Victoria hizo estas declaraciones tras conocer que un juez de Nueva Jersey redujo a la mitad, hasta medio millón de dólares, la fianza impuesta a su hermana, que, según aseguró, "está muy mal, ya que no le dan la medicación que necesita" para compensar la ausencia de tiroides, que le fue extirpada hace algún tiempo.

María José Carrascosa lleva dos meses encerrada en la prisión de 'Bergen Yale', en el pueblo de Harsensack, en Nueva Jersey, después de que fuera detenida el 21 de noviembre pasado tras permanecer tres meses escondida de la justicia norteamericana.

El tribunal de EEUU concedió la custodia al padre

A pesar de que en enero de 2006 la Audiencia Provincial de Valencia concedió la custodia de su hija a María José y ordenó la retirada del pasaporte de la pequeña para evitar su salida de España, la Corte Superior de Nueva Jersey siguió un proceso paralelo, que acabó dando la razón al padre, Peter Innes, de nacionalidad estadounidense.

Así, la Corte Superior ordenó la retirada del pasaporte a María José y le prohibió abandonar el país, dándole un plazo de diez días para que devolviera a la niña a su padre.

Ante la incapacidad de regresar a España y de devolver a la pequeña en el plazo establecido, María José Carrascosa optó por esconderse de la justicia para evitar su encarcelamiento, aunque finalmente fue detenida el 21 de noviembre con el cargo de desacato a la autoridad.

"Aunque mi hermana quisiera llevar a la niña a los Estados Unidos no podría, porque el pasaporte de mi sobrina lo tiene la Audiencia Provincial de Valencia", señaló Victoria.

Sus padres se han gastado un millón en el proceso

"Están matando poco a poco a mi familia", aseguró Victoria Carrascosa, quien indicó que sus padres, que ya se han gastado más de un millón de euros en este proceso, "están destrozados". Explicó que la salud de su hermana "está peor porque no toma la medicación que le enviamos sino la que le dan en la cárcel.

Está en condiciones pésimas y la están matando poco a poco". Victoria, que trabaja como informática en la Universidad Politécnica de Valencia, se encadenó ayer por la mañana frente al Ministerio de Asuntos Exteriores en Madrid para exigir la intervención de las autoridades españolas en el caso.

Finalmente pudo reunirse con el director general de general de Asuntos y Asistencia Consulares, Miguel Ángel Frutos, quien se comprometió a seguir prestando apoyo a su hermana y mantener contacto con sus abogados con el fin de efectuar un seguimiento de la situación.

Victoria recordó que su hermana colaboró en la detención de varios sospechosos de estar implicados en los atentados del 11-S, a quienes reconoció en una tienda de comidas, y añadió: "así se lo pagan los estadounidenses, metiéndola en prisión".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento