El recorte de las subvenciones públicas ahoga a orquestas sinfónicas y escuelas de música

  • La crisis llega a los músicos profesionales: despidos, bajadas de sueldos, ERE y contratos precarios.
  • En las 1.000 escuelas municipales suben las tasas, bajan los alumnos y se resiente la calidad de los profesores, los mejor pagados mileuristas.
  • Se está produciendo un éxodo de músicos de orquesta españoles al extranjero, mejor considerados y pagados.
  • Las 26 orquestas sinfónicas de España protestaron este lunes.
Componentes de la OS de Madrid.
Componentes de la OS de Madrid.
Orquesta Sinfónica de Madrid

La partitura parece que toca a su fin. Los músicos, ya sean los que se dedican a la enseñanza o los profesionales que trabajan en las orquestas sinfónicas, viven un duro momento. Bajadas salariales, contratos precarios, disminución de las subvenciones públicas, ERE y despidos... no son buenos tiempos. Los primeros en alzar la voz han sido los 1.000 profesionales que tocan en las 26 orquestas sinfónicas que hay en España, que protestan este lunes con un concierto simultáneo para denunciar su delicada situación.

En las escuelas de música, la radiografía es más complicada. En el año 2010 había cerca de 1.000 en toda España, que daban servicio a 200.000 alumnos, según la última guía de la Federación Española de Municipios. Dependen de Ayuntamientos y Comunidades, y la crisis ha hecho que las Administraciones hayan destinados sus agotados recursos a otras áreas antes que a la enseñanza de la música. Es difícil cuantificar cuántas están padeciendo recortes. En Valladolid, por ejemplo, el Ayuntamiento ha cerrado la escuela municipal Mariano de las Heras, que llevaba 18 años funcionando. También ha seguido el mismo camino la de Ciempozuelos (Madrid), donde sus 14 trabajadores han sufrido un ERE.

"Están sufriendo las escuelas de casi toda España, que dependen casi al 100% de las subvenciones públicas", señala Ana Mercedes Vernia, presidenta de la Sociedad para la Educación Musical del Estado Español, una organización sin ánimo de lucro cuyo objetivo es estimular la educación musical, una financiación que lastra a las escuelas en época de crisis y que se aleja mucho de las recomendaciones europeas de una financiación en tres partes: 33% Gobiernos autónomos, 33% Ayuntamientos y 33% matrículas. Las del País Vasco son las que más se aproximan a esta división.

El problema que viven las escuelas se traduce en una simple ecuación, señala Vernia. "Suben las tasas, bajan los alumnos y se resiente la calidad del profesorado. Ahora los mileuristas están siendo los mejor pagados. Algunos cobran 4-5 euros la hora e imparten las clases sin la titulación terminada". En Madrid capital, por ejemplo, las clases comienzan esta martes 24 de septiembre en 13 escuelas. Hay casi 6.000 plazas, pero el Ayuntamiento (del PP) ha triplicado las tasas. La razón del incremento es que el Consistorio ha dejado de subvencionar las clases (entregaba 5 millones de euros al año). En Cataluña, la asociación de escuelas Acem cifra en un 27% en incremento de las matrículas desde el año 2010. Y en la Comunidad Valenciana, donde se ubican el 50% de las escuelas que hay en toda España, Ana Vernia cree que si el grifo de las subvenciones se cierra un alto porcentaje de escuelas valencianas podrían cerrar sus puertas.

"Situación inquietante y crítica"

David Morales, presidente de la Asociación de Músicos Profesionales de Orquestas (Ampos), tilda la realidad de las orquestas españolas de "inquietante y crítica". Algunas han estado a punto de desaparecer en los últimos meses. Por ejemplo, la de Extremadura. En julio se le aplicó un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) extintivo después de que sus 62 trabajadores se negaran a cambiar sus contratos fijos por fijos discontinuos, pero fue paralizado dos semanas después tras un acuerdo con la Consejería de Cultura. Intentarán reducir sus 400.000 euros de deuda con una rebaja salarial del 7,5%. Otros casos: la Sinfónica de Sevilla y la de Baleares. El centenar de trabajadores de la primera se acaba de bajar el sueldo un 5%; la segunda también se ha librado de desaparecer, pero el Gobierno autonómico ya ha dicho que sus 5,5 millones de euros de presupuesto "no son viables".

Según Morales, el 80% de sus ingresos proceden de las subvenciones públicas, el otro 20% de las taquillas que hacen. Es una media, porque no todas dependen tanto de las Administraciones. La Orquesta Sinfónica del Gran Teatre del Liceu Barcelona, a la que pertenece Morales, recibe un 49% de aportaciones de varias administraciones (Ayuntamiento, Diputación, Generalitat y Gobierno central); el otro 51%, explica, proviene "del taquillaje y de mecenas". Aún así, sus trabajadores están afectados por un ERE temporal.

"Una orquesta es mucho más que una agrupación que toca en un teatro durante 8 ó 9 meses (la temporada del abono)", dice Salvador Barbera, vicepresidente de Ampos. "Hacemos banda sonoras de películas, conciertos pedagógicos, recuperamos partituras perdidas… y podemos hacer muchas cosas más, como tocar en hospitales, cárceles, etc. La música es un arte universal. No somos imprescindibles, nadie lo es, pero somos importantes. La música es necesaria. Somos un servicio público".

Precios asequibles

Además de los recortes y de la subida del IVA cultural (somos el país de la eurozona con el IVA más alto), "los ciudadanos se replantean pagar los abonos, hay menos ingresos y menos funciones", señalan en Ampos. Y eso que los precios suelen oscilar entre los 10 y los 25 euros. Precios asequibles en comparación con las orquestas extranjeras. Por ejemplo, la de Berlín, "te cobra al menos 80 euros". No todas las orquestas están siendo maltratadas. Asturias y el País  Vasco "cuidan a las suyas", explica David Morales.

Advierte de que si esta deriva no se corrige a tiempo las consecuencias serán desastrosas, porque una orquesta "no se hace en dos días ni en un año". Entre otras cosas, porque para empezar a tocar en una orquesta sinfónica hay que tener acreditados 14 años de estudios. La asociación asegura que hay un "éxodo de músicos españoles” porque aquí no hay futuro, además "fuera están muy valorados" ya que "la calidad de la enseñanza en España es muy buena".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento