Merkel y Schroeder
Merkel y Schroeder, los líderes de la Alemania del siglo XXI. ARCHIVO

Alemania divide su historia política del siglo XXI entre dos grandes fuerzas políticas y dos líderes: el socialdemócrata Gerhard Schroeder y la democristiana Angela Merkel.

Tras las elecciones legislativas celebradas el 27 de septiembre de 1998, el Partido Socialdemócrata (SPD) recuperó el poder y su líder, Gerhard Schroeder, formó gobierno con Los Verdes, partido que participaba por primera vez en un Ejecutivo federal.

Berlín sustituyó definitivamente a Bonn como capital federal el 19 de abril de 1999, cambio decidido por el Parlamento federal el 20 de junio de 1991. El 1 de julio de 1999 se celebró la última sesión parlamentaria en Bonn y ese mismo día el nuevo presidente, el socialdemócrata Johannes Rau, juró su cargo sustituyendo a Roman Herzog, primer presidente de la Alemania reunificada, elegido en mayo de 1994.

El ascenso y caída de Schroeder

Durante el Gobierno de Schroeder, Alemania consolidó su papel como potencia internacionalDurante el Gobierno de Schroeder, Alemania consolidó su papel como potencia internacional, con la participación en varias misiones de paz internacionales.

En pleno período de recesión económica y con el paro en alza, en 2002 el SPD volvió a ganar las elecciones con una ajustada victoria y Schroeder reeditó su alianza con Los Verdes.

En marzo de ese año el canciller presentó ante el Parlamento la 'Agenda 2010', un programa de reformas y ajustes sociales y económicos para garantizar la viabilidad del Estado de bienestar y reactivar la economía. Después de fuertes presiones, fue aprobada en un congreso extraordinario del SPD, y hoy todos los partidos reconocen que fue la base del renacimiento económico alemán.

La primera medida, tomada el 26 de septiembre de 2003, fue la reforma del sistema sanitario.

Sucesivas derrotas electorales del SPD en los comicios regionales, entre ellas en Renania del Norte-Westfalia el 22 de mayo de 2005, donde los socialdemócratas perdieron el poder después de 39 años, dejaron al partido en minoría en el Bundesrat.

Merkel necesitó una gran coalición

Con esta situación, el 1 de julio de 2005 Schroeder se sometió ante el Parlamento a un voto de confianza, con la intención de perderlo y precipitar la convocatoria de elecciones anticipadas, que se celebraron el 18 de septiembre.

La coalición CDU-CSU, con el 35,2 % (226 escaños) ganó por sólo un punto al Partido Socialdemócrata (SPD), que logró un 34,2 % (222 escaños).

Tras dos meses de negociaciones, el 18 de noviembre la presidenta de la CDU, Angela Merkel, firmó el pacto de la "gran coalición" con el SPD, que incluía su designación como canciller.

Fue elegida por el Parlamento el día 22 de noviembre y se convirtió en la primera mujer que llega a ese puesto.

En política internacional normalizó las relaciones con EE UU y mantuvo el eje franco-alemán.

Los socialdemócratas se hunden

En las elecciones legislativas del 27 de septiembre de 2009, tras cuatro años de "gran coalición", los democristianos obtuvieron 239 escaños, los socialdemócratas 146, el peor resultado de su historia, y los liberales 93.

Merkel también ha acusado el desgaste, especialmente en en la Cámara alta, a cuya ratificación se somete el 70% de las leyes Con estos resultados, el 26 de octubre democristianos y liberales llegaron a un acuerdo de gobierno por el que Merkel volvió a ser investida canciller dos días más tarde y los liberales retornaban al poder once años después.

El 31 de mayo de 2010 dimitió el presidente alemán, Horst Köhler, en el cargo desde 2004. Fue sustituido por Christian Wulff, elegido el 30 de junio.

A pesar de la mejora de la economía alemana en 2010 y 2011, el desgaste del Gobierno federal se ha reflejado en las derrotas sufridas por los cristianodemócratas en sucesivas elecciones regionales, lo que le ha supuesto la pérdida de la mayoría cristianodemócrata en la Cámara alta, a cuya ratificación se somete el 70% de las leyes.

El 17 de febrero de 2012, Christian Wulff presentó su dimisión como presidente de Alemania, ante las acusaciones de corrupción y tráfico de influencias publicadas en los medios de comunicación. El día 19 Joachim Gauck fue propuesto oficialmente como candidato de consenso a la presidencia de Alemania y fue elegido el 18 de marzo.

Además de Wulff, en los últimos cuatro años cuatro ministros del Gobierno de Angela Merkel se han visto forzados a dejar sus cargos, dos de ellos al ser acusados de haber plagiado su tesis doctoral.