Un incendio quema un ascensor del Servet y obliga a reubicar pacientes

El fuego se originó en el exterior del nuevo edificio de Traumatología durante el desmontaje de un andamio. No hubo heridos, pero se tuvo que mover a 100 enfermos debido al denso humo.
Aparatoso: El fuego se propagó por el hueco exterior del ascensor del edificio. (Ricardo Aysa)
Aparatoso: El fuego se propagó por el hueco exterior del ascensor del edificio. (Ricardo Aysa)
Un aparatoso incendio arrasó ayer parte de la fachada del nuevo edificio de Traumatología del hospital Miguel Servet, obligó a desalojar de sus habitaciones a más de un centenar de pacientes y, aunque no produjo heridos ni graves daños materiales, destrozó uno de los nuevos ascensores del bloque.

El fuego se declaró poco antes de las once de la mañana en un andamio ubicado en el exterior del edificio, al parecer por unas chispas producidas mientras se desmontaba la estructura metálica (probablemente por una soldadura). Al momento, las llamas se propagaron de una forma rápida y espectacular, al prender la lona de poliuretano que recubría la pared en obras y produjeron un humo denso y negro que se introdujo por ventanas y canales de ventilación. El fuego se extendió en pocos minutos por la lona y llegó hasta la última planta por el exterior. No afectó a las habitaciones interiores ni produjo heridos.

La rápida intervención de los trabajadores del centro (que pusieron en marcha el plan de emergencias preparado para estos casos) y de los bomberos evitó que hubiera daños personales. Los trabajadores se apresuraron a desalojar a visitantes y familiares, vaciaron la sala de espera de urgencias y trasladaron a un centenar de enfermos ubicados cerca de la zona afectada al ala opuesta del edificio. «Hemos usado sábanas empapadas en agua para protegernos del humo», explicaba una enfermera.

Otros doce pacientes que estaban siendo atendidos en la zona de boxes de urgencias fueron trasladados al hospital Militar e incluso hubo que suspender una intervención quirúrgica en la unidad de quemados, según explicaron fuentes del hospital.

Los bomberos emplearon algo más de media hora en controlar el fuego. A las 12.15 se permitió de nuevo la entrada a trabajadores y familiares y a las 13 horas volvió a abrir el servicio de urgencias.

«Nos quedamos en una ratonera»

Los trabajadores de las nuevas urgencias del Servet se cercioraron de que algo no iba bien cuando vieron salir humo de los canales de ventilación. «Llamamos para saber si teníamos que salir o quedarnos, pero no nos daban solución», explica una enfermera. «Luego llegó un bombero para evacuarnos fuera, pero cuando vio que no podíamos sacar a todos los enfermos nos dijo que nos quedáramos allí. No podíamos salir y seguía habiendo humo. Nos quedamos en una ratonera», explica.

Pacientes desalojados tenían cita médica

Decenas de pacientes que tenían cita ayer con su médico fueron desalojados antes de poder entrar a consulta. El Salud les irá llamando durante esta semana para asignarles nuevas citas.

Desalojo de alumnos instituto cercano

Los más de 1.300 alumnos del instituto Miguel Catalán, ubicado a pocos metros del hospital, fueron desalojados del centro por precaución durante media hora, según explicó la directora.

Las claves

Estas circunstancias condicionaron el incendio declarado en el hospital:

Plan de emergencia

Puertas cortafuego. El nuevo edificio de Traumatología cuenta con varios módulos provistos de puertas cortafuego para poder reubicar a los enfermos sin necesidad de sacarlos fuera. Ayer entraron en funcionamiento sin problemas.

Podría haber sido peor «se ha quedado en un susto». Algunos médicos explicaron a 20 minutos que si el fuego se hubiera producido dos meses antes y a última hora del día podría haber sido peor. Aseguran que hasta hace poco el único modo de acceder a los dormitorios de guardia era un ascensor, ya que la zona de escaleras aún estaba en obras.

No hubo heridos botellas de oxígeno. El fuego se sofocó sin dejar heridos. Sin embargo, varios sanitarios apuntaron que tuvieron que usar botellas de oxígeno con algunos enfermos para facilitarles la respiración. A primera hora de la tarde de ayer aún olía a humo en algunas de las plantas.

Humo denso y tóxico el incendio más llamativo. Los bomberos confirmaron que se trata del incendio más llamativo y aparatoso que ha tenido lugar en el hospital Miguel Servet. Explicaron que el humo podría ser tóxico, aunque no provocó daños personales.

Altas agilizadas apoyos en todos los hospitales. Nada más iniciarse el fuego, el resto de hospitales de Zaragoza iniciaron un procedimiento para agilizar altas y dejar posibles camas libres por si eran necesarias debido al traslado de enfermos. Es un proceso habitual en estos casos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento