Los Asperones se arreglará al fin tras 17 años de espera

El Ayuntamiento defiende su desmantelamiento, pero colaborará con el proyecto de la Junta, dueña del suelo, de hacer nuevas viviendas de alquiler.
Aspecto de las casas prefabricadas de Los Asperones, ayer, en las que viven centenares de familias. (M. Mesa)
Aspecto de las casas prefabricadas de Los Asperones, ayer, en las que viven centenares de familias. (M. Mesa)
Desmantelar y reubicar a los vecinos en otras barriadas o construir unos nuevos Asperones donde hace 19 años se levantó una urbanización de casas prefabricadas para alojar provisionalmente (dos años) a familias que vivían en chabolas. La primera opción es la que ha defendido el Ayuntamiento desde 1998; la segunda, el proyecto de la Junta, que finalmente se ha impuesto dado que es la dueña del suelo, según anunció ayer la concejala de Bienestar Social, Mariví Romero.

«La Junta tiene la sartén por el mango. El Ayuntamiento no puede actuar en un suelo que no es suyo ni asumir solo el desmantelamiento. Si quieren hacer ese tipo de intervención, aceptaremos y colaboraremos, pero no estamos de acuerdo con ese modelo», recalcó la edil.

Ese modelo consiste en resolver por un lado los problemas de alumbrado, canalizaciones, asfaltado y otros servicios municipales. Según reconoce Romero, apenas ha invertido en Los Asperones en los últimos años esperando su desmantelamiento.

Junto a esa intervención, la Junta dará salida a los vecinos que quieran irse del barrio a la vez que se edificarán viviendas de alquiler para los que se queden y para otros que vengan a vivir, explicó ayer a la Ser la delegada provincial de Igualdad y Bienestar Social, Amparo Bilbao. Pero para que comiencen las máquinas primero se debe constituir una comisión técnica cuya fecha está sin fijar.

Aunque se haga nuevo el barrio, el Ayuntamiento defiende que seguirá estando alejado y apuesta por integrar en otras zonas, como aconsejó hace dos semanas el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, en un informe.

Dos décadas en prefabricados

El autobús tarda una hora en llegar a Los Asperones, un barrio creado con fecha de caducidad pero que 19 años después sigue en pie sin apenas asfaltado, alumbrado público, canalización de agua y, sobre todo, con el estigma de la marginalidad. Para encontrar un empleo, hay que mentir. Empresas como Limasa dan trabajo a algunos vecinos para que limpien sus propias calles.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento