La Comisión de Gobierno de la Fundación Pilar i Joan Miró ha decidido por mayoría absoluta no aceptar la dimisión de la directora de esta entidad, Elvira Cámara, tras extraviarse una maqueta del artista catalán Joan Miró, si bien figurará una amonestación en su expediente por este hecho.

Así lo ha informado en una rueda de prensa el teniente de alcalde de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Palma, Fernando Gilet, quien ha detallado que únicamente la portavoz del PSIB en el Ayuntamiento de Palma y miembro de la citada Comisión, Aina Calvo, ha votado en contra de no aceptar la dimisión de Cámara.

Mientras, uno de los nietos de Joan Miró, Joan Punyent, ha defendido la continuidad de Cámara como directora, por la gestión que ha realizado en los dos últimos años en la que, según ha subrayado, no ha habido conflictividad laboral entre los trabajadores, al tiempo que ha internacionalizado la Fundación, con exposiciones en diferentes países, como Italia y Rusia.

Cabe recordar que Cámara presentó su dimisión el 6 de septiembre, tras admitir que el 16 de enero de 2012 recibió un correo personal informándole del extravío de la maqueta original de Miró, de la colección XVIII/XIX, si bien no denunció esta desaparición hasta el pasado 6 de septiembre.

No obstante, el pasado jueves, la maqueta volvió a la Fundación, después de que un empresario de transportes la entregara el miércoles a la Policía Nacional al haberla encontrado en su almacén, a la espera de que su dueño fuese a buscarla.

Cabe recordar que Cámara fue nombrada directora de esta Fundación el 9 de noviembre de 2011. Cámara es licenciada en Derecho y en Geografía e Historia y está especializada en Historia del Arte por la Universidad Autónoma de Madrid.

Además, cuenta con el título de Procuradora, y fue la número uno en el proceso selectivo del 2001 para ingresar en el Cuerpo de Ayudantes de Archivos, Bibliotecas y Museos, y la número 2 en el proceso selectivo de 2005 en el Cuerpo Facultativo de Conservadores de Museos.