Lily Collins
Lily Collins durante el desfile. ARCHIVO

En sus propuestas para la próxima colección otoño-invierno, TCN mostró una colección que cede el protagonismo a las texturas y los volúmenes, y en la que predominan los colores neutros, suaves y apagados. La diseñadora apostó por prendas que combinan los tejidos de punto con relieve, con el canalé y los metalizados, pero sin olvidar las raíces de la marca en la moda íntima.

Esta colección también cuenta con otros tejidos como el terciopelo ajado, la pana, el 'tweed' y los cuadros masculinos. Las piernas de las modelos estaban forradas con 'leggings' bajo volúmenes sinuosos de gasa, de punto fino y seda deslavada. En la pasarela se mostraron contrastes en las proporciones de las prendas de las modelos que iban desde los anchísimos pantalones con tops menudos hasta los corsés sobre blusas y túnicas sobre bombachos.

Mireya Ruiz, elegancia nocturna

Por su parte Mireya Ruiz le ha dado otra vuelta de tuerca a la elegancia nocturna, decadente y deliciosa, del París de finales del siglo XIX para vestir a una mujer hecha a imagen y semejanza de su personaje Madame Raven, medio pájaro y medio humana.


Así, los diseños de Mireya Ruiz más que prendas son objetos fetiche hechos con piel, estampados en terciopelo de colores ambarinos, como plumajes de pájaros.

La propuesta de Mireya Ruiz se centra en anchos cinturones de piel que se convierten en colas de pájaro, plumas en puños y cuellos, mangas que enlazan con los tobillos y 'leggings' y vestidos con brillos de oro viejo.

Eso sí, en el vestidor de Madame Raven todos los modelos se completan con tocados y sombreros que, hechos con plumas de cuervo, se convierten en picudos antifaces negro azabache.

Sita Murt, lo masculino y lo oriental

Al mediodía, la nueva colección de Sita Murt, inspirada en lo masculino y lo oriental, ha presentado a una mujer que roza la androginia y de pronto, reivindica su dulzura con canesús de canalé y pichis en ocre, presentados por la actriz Leticia Dolera.

Sita Murt coge del guardarropía masculino el 'look' sobrio y lo funde con la limpidez japonesa para idear levitas con corte de quimono, pantalones voluminosos con camisas blancas de manga recta.

Y el punto es la estrella de la próxima temporada de Sita Murt que, trenzado, bobo, roma y fino, arropa de comodidad a la mujer actual.