Un bloque de viviedas con varios carteles de "Se vende" en su fachada
Un bloque de viviedas con varios carteles de "Se vende" en su fachada (Jorge París) Jorge París
El precio medio de la vivienda subirá este año un 7,33%, un incremento suave, inferior a los dos dígitos, que confirma el cambio de tendencia iniciado en el sector inmobiliario en 2006, según los promotores.

Por lo tanto, el crecimiento en el precio de la vivienda previsto por el sector se estabilizará en 2007 a ritmos del 2,04% sobre el Índice de Precios de Consumo (IPC) estimado para este año que se sitúa en torno al 5,29%.

El incremento medio del 7,33% es el resultado de una horquilla que oscila desde aumentos del 2% hasta un 20%, según zona y tipo de producto inmobiliario, señaló este martes, en conferencia de prensa, el director del Área de Investigación de la Cátedra Inmobiliaria del Instituto de Práctica Empresarial (IPE), José Antonio Pérez.

Mayores incrementos en el precio del suelo

 

Los precios del suelo subirán un 8,55%, mientras que los costes de la construcción se moderarán
A juicio de Pérez, en la subida del precio final de la vivienda seguirán repercutiendo los precios del suelo que continúan su tendencia alcista, especialmente cuanto más cerca esté el suelo de obtener la licencia de obras.

 

El incremento medio en el precio del suelo previsto para este año es del 8,55%, con una horquilla de variaciones desde un menos 20% hasta aumentos del 80% en casos puntuales.

En cambio, el aumento medio del precio en los costes de construcción se moderará en 2007, al situarse en el 7,23% respecto al año pasado, debido, sobre todo, a la desaceleración en el ritmo de crecimiento que se observa en los precios de los costes de la mano de obra de albañilería y oficios.

Los promotores, con menos márgenes

En su opinión, la aceleración en el precio del suelo ha llevado a los promotores a estrechar sus márgenes de rentabilidad y les ha impulsado a buscar suelos fuera de España, principalmente en los países del Este, como Polonia o Bulgaria, y en América Latina, especialmente en Brasil.

 

Nos encontramos al fin en un gran momento para comprar una vivienda

Pérez dijo, asimismo, que no se observa una desaceleración en la producción del sector inmobiliario, ya que en 2007 se alcanzará, de nuevo, más de 800.000 viviendas visadas.

 

Por su parte, en el mercado de segunda mano se nota este año un estancamiento e, incluso, algunos promotores prevén una ligera bajada.

A juicio del director general de IPE, Marcial Bellido, nos encontramos "por fin" en un "gran momento" para comprar una vivienda, aunque matizó que "no como inversión" y, además, si se puede hacer frente a la hipoteca.