El 5% de la población gallega, más de 135.000 personas, sufre anorexia o bulimia, según la Asociación de Bulimia y Anorexia de Galicia (Abagal). De ellas, sólo el 1% padece bulimia, frente a la mayor incidencia de la anorexia.

Su curación no es fácil, pues en Galicia sólo existe un centro público especializado –Conxo, en Santiago de Compostela–, donde, según Abagal, los trabajadores padecen la «saturación» y la «precariedad».

Por eso han reclamado a la Xunta la puesta en marcha de tres unidades, en Pontevedra, Ourense y Lugo. Sólo el pasado año los centros sanitarios de Galicia atendieron entre 1.400 y 1.500 personas por esta enfermedad.

Ante estas peticiones, la Administración autonómica ha anunciado que a finales de mes los afectados dispondrán de un piso para alojarse, junto con sus familiares, en Santiago mientras dure su tratamiento. Una noticia que agradeció la secretaria de Abagal, Dora Sarmiento. «Intentamos que los enfermos tengan dónde ir y formar a la familia para seguir el tratamiento en su casa».

En cuanto al perfil de los afectados, la asociación asegura que es gente joven, aunque crecen los pacientes mayores de 30 años. A pesar de esta tendencia, los expertos aseguran que en Galicia se han llegado a tratar casos de anorexia y bulimia en niños de ocho años.

Más información

Abagal atiende en el teléfono 637 087 999.

Campaña de prevención

Un total de 45.000 dípticos y cerca de 5.000 carteles se van a distribuir en los centros de educativos, los ayuntamientos, los centros de salud, las farmacias y las oficinas municipales de información juvenil de Galicia con el fin de informar sobre los trastornos de la alimentación. La campaña preventiva elaborada por la Xunta pretende concienciar a la ciudadanía, en especial a los más jóvenes, de la gravedad de la anorexia y la bulimia, para prevenir de esta forma el aumento de casos entre la población.