G-20
Fotografíaque muestra a la cancillera alemana, Angela Merkel (i); al presidente de EE.UU., Barack Obama (2-d), al primer ministro británico, David Cameron (d), y a su homólogo italiano, Enrico Letta, en el G-20. EFE/Host Photo Agency

El G20, que reúne a las economías más desarrolladas y las principales emergentes, acordó en San Petersburgo prorrogar el rechazo al proteccionismo en el comercio hasta 2016, según la portavoz de la delegación rusa. La cumbre planteará en su comunicado final que aún es demasiado pronto para declarar el final de la crisis.

"Ayer tuvimos discusiones agitadas sobre la prórroga del rechazo al proteccionismo", explicó en rueda de prensa Kseniya Yudáyeva, jefa de la Dirección de Expertos adjunta a la Presidencia rusa. Yudáyeva recordó que el acuerdo para rehusar las medidas fue tomado por el G20 en su primera cumbre en 2008 en una especie de "impulso político".

En medio de la virulenta crisis que se desató hace cinco años en todo el mundo, el G20 acordó estas medidas "para no repetir la experiencia de los años 30 (del siglo pasado), cuando la crisis internacional llevó a un explosión del proteccionismo y a la postre, al derrumbamiento del comercio internacional para los próximos 30-40 años", explicó Yudáyeva.

"El actual rechazo al proteccionismo tuvo una importancia vital, porque ahora vemos que al final limitó sensiblemente las consecuencias negativas desde el punto de vista del comercio mundial que se habrían podido dar" en caso contrario, subrayó la portavoz del grupo de expertos rusos en el G20.

No obstante, los países desarrollados han criticado con dureza en esta cumbre las medidas proteccionistas adoptadas por muchos emergentes del G20. Brasil y Argentina, dos países aludidos en este sentido por la Unión Europea en vísperas de la cita internacional, han respondido que cumplen con todas las normas de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Quién ha manifestado una postura más inclinada a limitar en circunstancias extraordinarias de crisis la libertad del comercio es el presidente ruso, Vladímir Putin, que ha llegado a proponer una reforma de las reglas de la OMC.

El G-20 planteará en su comunicado final que aún es demasiado pronto para declarar el final de la crisis a pesar de la mejora de la economía. "Comparado con la situación al comienzo de la presidencia rusa se aprecia claramente un cambio en la valoración y eso se reflejará en el comunicado de los líderes", apuntó Andrei Bokarev, director del departamento de Relaciones Internacionales del Ministerio de Finanzas de Rusia.

"Sin embargo, definitivamente es demasiado pronto para decir que se ha superado la crisis y que a partir de ahora será más fácil", añadió.