Así lo acuerda el magistrado en un auto en el que señala que la Consejería de Interior del Gobierno Vasco, la Policía y la Guardia Civil informaron acerca de esta convocatoria por parte de Segi, cuyos dirigentes han sido condenados por asociación ilícita en la Audiencia Nacional.

Garzón destaca que la finalidad de esta denominada "jornada de lucha" sería la de "movilizar al sector juvenil de cara a una posible sentencia condenatoria para los procesados en el sumario que se sigue contra Jarrai, Haika y Segi por parte del Tribunal Supremo", que está estudiando los recursos presentados por los condenados y tiene de plazo hasta el próximo 18 de enero para dictar sentencia.

Por tanto, el juez acuerda comunicar a la Consejería de Interior del Gobierno Vasco, a la Delegación de Gobierno de Navarra y a las Fuerzas de Seguridad que "deberán adoptar las medidas necesarias para prevenir" la celebración de dichos actos en ambas comunidades autónomas.

Además, Garzón cursa orden para que se requiera a los convocantes que se abstengan de instar a las movilizaciones, "advirtiéndoles de la responsabilidad penal en la que pueden incurrir, por los daños y desperfectos que puedan producir en la vía pública cualquiera de los asistentes, como inductores de los mismos".