La pelea se desencadenó el 10 de abril de 2001 en un hostal de Medina de Rioseco, cuando los supuestos autores intuyeron que el hombre que les contrató les iba a quitar su trabajo e iba contratar a las víctimas. Al parecer, y según las conclusiones provisionales a las que ha tenido acceso Efe, el agredido más afectado recibió puñetazos y patadas por parte de los dos acusados que desembocaron en estallido del globo ocular derecho y en una ceguera funcional.